Actualizado
domingo, 22 octubre 2017
13:52
h
URGENTE

Un detenido por una pelea entre jóvenes

Los vecinos llamaron a la Policía Nacional por una trifulca a las puertas del Centro Carmen de Michelena de Jaén
Ver comentarios
|
13/10/2017
  • CASCO HISTÓRICO. Calle Montero Moya, en el centro de Jaén.
    CASCO HISTÓRICO. Calle Montero Moya, en el centro de Jaén.

Agentes de la Policía Nacional tuvieron que acudir a la céntrica calle Montero Moya de la capital, alertados por los vecinos de una pelea en la que había implicados jóvenes y menores. Había varias personas implicadas, según testigos, aunque, el portavoz de la Comisaría solo confirma la detención de un varón por un delito de lesiones. Los hechos ocurrieron prácticamente a las puertas del Centro de Protección de Menores Carmen de Michelena, institución dependiente de la Junta, y en la trifulca, como explica el Cuerpo policíal, pudieron haber estado implicados algunos de los internos.

Aunque se investiga lo sucedido, al cierre de esta edición, no se había presentado denuncia alguna, tal y como precisó la Policía Nacional. Los hechos ocurrieron ya de noche y causaron gran revuelo en esta parte de la capital, a escasos metros de la Plaza de Santa María y la calle Maestra, donde hay numerosos establecimientos hosteleros y que, en las vísperas del festivo de hoy, con motivo de la Fiesta Nacional de España, es lugar de paso por la zona de ocio del centro de la ciudad.

Fueron horas movidas en el casco histórico porque, como confirma el 112, sobre las una y media de la madrugada, la sala operativa del Servicio de Emergencias de Andalucía recibió el aviso de una nueva pelea. Según los datos aportados por el alertante, dos hombres, de unos cincuenta años, se habían atacado al lanzarse el uno al otro botellas de vídrio. Ocurrió en la calle Montero Moya que, antes de llegar a la Plaza de la Merced, es perpendicular a Montero Moya. Hace apenas 72 horas, patrullas de la Policía Nacional desarticularon un activo punto de venta de droga en la capital, en la calle Travesía Segunda de Puerta Martos, con la detención del presunto camello, Jesús C. S. Se trata de un viejo conocido de la Comisaría. De hecho, ingresó en prisión para cumplir un castigo de tres años de cárcel por un delito contra la salud pública que le impuso la Audiencia en marzo de este año. Fue condenado después de que la Policía lo arrestara, en noviembre de 2014, con 12 gramos de cocaína y 5 de heroína que había comprado en Linares. Desde que se dictó sentencia contra él, se encontraba fugado de la acción de la Justicia. La investigación policial había determinado que Jesús C. S. seguía en el negocio. De hecho, los agentes habían sometido a varias vigilancias en las últimas semanas y comprobaron que numerosos toxicómanos entraban y salían de ese domicilio del barrio de la Puerta de Martos. Algunos de esos yonquis, que fueron interceptados por los policías, admitieron que consumían la droga en el interior de la casa, incluso en presencia de los hijos menores del arrestado, tal y como explica la Comisaría. Jesús C. S. vivía de “okupa”, con la luz y el agua enganchadas ilegalmente. Apenas salía de su vivienda, sabedor de que era buscado por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Finalmente, también fue detenido en el marco de la bautizada como operación “Prisión”. Quedó en libertad por esta causa, pero la Justicia decretó que fuera a la cárcel por la condena que tiene pendiente de cumplir. Una intensa semana de trabajo policial en el casco antiguo de la capital jiennense.