Actualizado
viernes, 25 mayo 2018
14:16
h
URGENTE

UGT promete “presión y mucha calle” para recuperar derechos

Carmen Castilla anuncia pelea contra la siniestralidad laboral y por el empleo
  • ANÁLISIS. Carmen Castilla y Manuel Salazar, antes del comienzo de la rueda de prensa.
    ANÁLISIS. Carmen Castilla y Manuel Salazar, antes del comienzo de la rueda de prensa.

La Unión General de Trabajadores calienta motores para un año en el que promete “presión y mucha calle” si no funciona el diálogo y no se recuperan los derechos laborales perdidos. Así lo anunció ayer la secretaria general del sindicato en Andalucía, Carmen Castilla, que presidió la primera asamblea de delegados jiennenses de 2018. La líder sindical desarrolló las líneas maestras del trabajo de las distintas federaciones. Anunció “tolerancia cero” contra la siniestralidad laboral, apostó por fortalecer la negociación colectiva, hizo defensa del empleo de calidad y exigió medidas para evitar el acoso sexual a las mujeres en el trabajo. “Los ugetistas somos personas a las que nos gusta el diálogo y la negociación. Pero si no conseguimos defender y recuperar derechos, habrá presión y habrá mucha calle para reivindicar lo que hemos conseguido en estos 130 años de historia”, aseguró.

Carmen Castilla, que estuvo acompañada de su homólogo en Jaén, Manuel Salazar, y de los responsables de las tres federaciones del sindicato en Andalucía, hizo especial hincapié en la lucha contra la siniestralidad laboral: “Es intolerable que haya crecido casi un 7 por ciento y que se hayan producido 111 fallecidos en el tajo, de los que seis murieron el primer día de trabajo”, señaló.

Otra de las tareas que apuntó la máxima responsable de UGT es pelear por un “empleo de calidad”. “Es insostenible tener una tasa de temporalidad de casi el 97 por ciento. Aumentan el PIB y el IPC, pero los salarios no suben”. Y añadió: “Hay personas con contratos de una semana o, incluso de horas. Eso no es empleo. Es explotación”. Al hilo, Carmen Castilla se marcó el reto de fortalecer la negociación colectiva como herramienta para disminuir las desigualdades: “Tenemos que intentar que ningún trabajador cobre menos de 1.000 euros mensuales”. Además, también reivindicó la derogación de la reforma de las pensiones: “Es un problema de todos, no solo de los pensionistas de ahora”, señaló. Y concluyó: “El sistema es sostenible, porque el problema es de ingresos, no de gastos”.

En busca de mayor presencia

La secretaria general de UGT Andalucía agradeció la confianza depositada por “miles de trabajadores” en la tarea que desempeñan. Anunció que seguirán luchando por tener una “mayor representatividad” en las empresas y que harán hincapié en su labor por sectores, después de agruparlos en tres federaciones con la intención de consolidarse como primera fuerza sindical.