Actualizado
domingo, 19 agosto 2018
00:04
h
URGENTE

Triste final en el rescate de una perrita de un contenedor

Se sacó de un contenedor, pero los golpes que tenía hicieron necesario el sacrificio en una clinica veterinaria
Ver comentarios
|
11/08/2018
  • CON VIDA. La perrita descansa en una caja antes de ser ingresada en la clínica veterinaria.
    CON VIDA. La perrita descansa en una caja antes de ser ingresada en la clínica veterinaria.

El rescata de una perrita, de unas dos semanas, de un contenedor de ropa usada de Cáritas en la calle Eduardo Arroyo tuvo un final triste. Pese a que vecinos y trabajadores de una administración pública escucharon sus aullidos y, al final, se encontró la manera de abrir el contenedor, el animal tuvo que ser sacrificado. Cuando se revisó por el veterinario municipal, que aconsejó el ingreso en una clínica, se abrió un hilo de esperanza. En cambio, el animal tenía un fuerte golpe en la cabeza, posiblemente producido por la caída desde arriba del contenedor hasta la base —estaba casi vacío—. De ahí que el veterinario detectó un edema cerebral, que hizo necesario su sacrificio. De hecho, cuando fue rescatada, ya se le notaban ciertos problemas de movilidad.

No obstante, el rescate del animal sí que ha generado un enorme malestar, sobre todo, por el protocolo que se desarrolló. María Teresa Pérez Morales fue la que llamó a la Policía Local: “Estoy muy descontenta con la intervención que se realizó. Creo que no nos hicieron apenas caso porque se trataba de un animal. Hubo muchas llamadas. Como el contenedor no se podía abrir, yo incluso llamé para decirle que vinieran los Bomberos de Jaén y que lo abrieran con una ganzúa. Yo estaba dispuesta a pagarlo”.

Asimismo, continúa: “Al final, un chico que estaba por allí, creo que recibe atención social, sabía el teléfono de la persona que abre esos contenedores que tiene Cáritas. Él nos lo facilitó, lo llamamos, vino y lo abrió. Luego, la Policía Local se personó y se llamó al veterinario municipal, que aconsejó el ingreso en una clínica. Estamos muy enfadados por la manera de intervenir”.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Jaén envió un comunicado en el que se informó del rescate por parte de la Policía Local de un cachorro que había sido abandonado en un contenedor de ropa usada de Cáritas. “Tras recibir esa llamada, la Patrulla Romeo activó un protoloco para rescatar lo antes posible al perro”, dice el comunicado, además de detallar el traslado del animal al centro veterinario. Precisamente, María Teresa Pérez Morales contactó con la Redacción de Diario JAÉN para aseverar que es falso que lo rescatara la Policía Local. Asimismo, añade que, el lunes, acudirá al Registro del Ayuntamiento de Jaén para poner una queja por el procedimiento (para la que aportará testigos) y por la posterior comunicación.