Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
09:31
h
URGENTE

Tres investigados por el juez en el caso de la Fundación Vera Cruz

Se trata del expresidente de la entidad canónica, cesado por el Obispado tras detectarse irregularidades, su esposa y su hija
Ver comentarios
|
06/09/2018
  • INFRAESTRUCTURA. La Fundación Vera Cruz es la titular del colegio concertado Monseñor Miguel Castillejo de Jaén.
    INFRAESTRUCTURA. La Fundación Vera Cruz es la titular del colegio concertado Monseñor Miguel Castillejo de Jaén.

El que fuera presidente de la Fundación Vera Cruz, José Manuel R. P.; su esposa y su hija tendrán que declarar ante el juez Miguel Sánchez-Gasca como investigados por las supuestas irregularidades contables y financieras detectadas en la entidad canónica. El magistrado ha admitido a trámite la denuncia presentada por la actual dirección de este organismo y ve indicios de la comisión de cuatro delitos: apropiación indebida, administración desleal, falsedad documental y contra la Seguridad Social. Los tres señalados por la Justicia tendrán que comparecer cuando sean llamados para someterse al interrogatorio y dar las explicaciones oportunas.

El terremoto en la Fundación Vera Cruz se desató a principios del pasado mes de julio. Fue, entonces, cuando el Obispado de Jaén destituyó a la dirección de este organismo canónico, creado en 1999 para la puesta en marcha del colegio concertado Miguel Castillejo de la capital jiennense. La decisión del cese se produjo al detectarse supuestas irregularidades contables y financieras en la gestión. Inmediatamente, se nombró a los tres nuevos responsables de la institución: Eduardo López Aranda, Alfonso Rojas Salcedo y Dolores Rodríguez. Como ya adelantó este periódico, el 14 de julio, la nueva dirección presentó una denuncia ante la Guardia Civil de Jaén contra el anterior presidente, José Manuel R. P., su esposa y su hija.

El Obispado abrió un proceso interno de inspección hace unos meses. A primeros de mayo, el vicario general, Francisco Juan Martínez Rojas, solicitó diversa documentación al máximo responsable de la entidad, José Manuel R. P., quien a la sazón también ejercía como gerente del centro educativo. Le dio un mes de plazo para que presentara cuentas, presupuestos, gastos, contratos... Pasado el plazo marcado, el presidente de la Fundación entregó una documentación “incompleta”. Le dieron tres días más para que aportara determinados expedientes. Como tampoco hubo una respuesta satisfactoria, el Obispado dictó de forma inmediata el decreto de cese de todos los patronos, del presidente y del administrador.

En base a la documentación aportada, se detectó que la Fundación Vera Cruz no había hecho frente al crédito de unos 5 millones de euros aportado por CajaSur a mediados de los noventa para la construcción del centro educativo. Prácticamente, no se había pagado ni un céntimo. En la denuncia también se pone de manifiesto que había determinadas actividades extraescolares que no figuraban en la contabilidad: uniformes, deportes, el comedor, las clases de apoyo y refuerzo, la formación externa, los viajes, la compra de libros de texto... Una importante cantidad de dinero sobre la que no existía control financiero alguno.

Las supuestas irregularidades no se quedan ahí. La denuncia también refleja determinadas contrataciones consideradas “sospechosas”. Las que más llaman la atención son las de la esposa y la hija de José Manuel R. P. Al respecto, la mujer tenía sobre el papel un puesto laboral en la administración del centro educativo. No obstante, presuntamente, en la práctica, no trabajaba.

Los miembros del Patronato de la Fundación Vera Cruz no se habían reunido desde el año 2007. La dirección tampoco había rendido cuentas al Obispado prácticamente desde su creación. De hecho, tras el decreto de cese, los patronos exigieron una reunión con el presidente de la institución, José Manuel R. P., al que pidieron explicaciones por lo sucedido. Es más, en esa reunión, le hicieron firmar un documento en el que se hacía responsable de toda la gestión realizada al frente de la fundación, dejando al margen a los demás miembros de este órgano.

El expresidente tendrá que ofrecer explicaciones al magistrado Sánchez-Gasca en calidad de investigado. Todavía no hay fecha segura, aunque probablemente será a finales del mes de octubre. Mientras tanto, el juez también ha encargado una auditoría externa para que analice las cuentas de la Fundación Vera Cruz desde su nacimiento en el año 1999. Son 19 años en los que José Manuel R. P. estuvo al frente.

Auditoría externa de las cuentas

El magistrado Miguel Sánchez-Gasca ha ordenado la realización de una auditoría externa para que los expertos analicen las cuentas de la Fundación Vera Cruz. Al mismo tiempo, la Guardia Civil de Jaén prosigue con la investigación encargada por su señoría. Los agentes de la Policía Judicial han solicitado una serie de documentación a diversas entidades financieras. Se prevé que la instrucción se prolongue varios meses.

Normalidad en la actividad escolar

El cese de la anterior dirección de la Fundación Vera Cruz no ha afectado el funcionamiento del colegio Monseñor Miguel Castillejo. El curso arrancará con total normalidad, ya que el centro educativo cuenta “con su propia autonomía”, tal y como explicó el nuevo presidente de la institución, Eduardo López. Cuenta con unos 680 alumnos y una plantilla de más de 50 profesores. El curso comenzará la próxima semana.