Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
20:44
h
URGENTE

Torrijas y dulces como terapia de Semana Santa

Pacientes del Complejo Hospitalario de Jaén participan en un taller de cocina para favorecer su recuperación
|
27/03/2018
  • diversión. Participantes en el taller de elaboración de torrijas y otros dulces de Semana Santa.
    diversión. Participantes en el taller de elaboración de torrijas y otros dulces de Semana Santa.

Torrijas, cuidados y diversión. La Comunidad Terapéutica de Salud Mental del Complejo Hospitalario, con la colaboración de la empresa de servicios Clece y la ONG Corazón y manos, impartió un nuevo taller de manualidades para mejorar la atención prestada a sus pacientes, con el objetivo de facilitar su recuperación. Se trata de la tercera sesión de este año, con una periodicidad mensual, y consistió en la elaboración de la tradicional repostería de Semana Santa, como las torrijas, dulces de leche o galletas de fondán, con el espíritu de celebración y el paladar dispuesto para una actividad tan dulce, los asistentes disfrutaron mientras trabajaban con sus propias manos estas delicias que se degustan en cualquier hogar jiennense con devoción.

El hospital comenzó esta iniciativa en 2015 y consiste en cursos para enseñar las habilidades de distintas técnicas de elaboración de objetos decorativos, disfraces, tarjetas de felicitación o comidas típicas, entre otras cosas, que están relacionadas con las festividades de cuando se llevan a cabo, como la Navidad, el Carnaval o cualquier tipo de fiesta tradicional. El objetivo primordial que se busca a través de este taller es la mejora y recuperación de las capacidades de los pacientes para conseguir el máximo nivel posible de autonomía, además de rehabilitar, prevenir o minimizar sus problemas psíquicos producidos por enfermedades mentales severas que padecen.

Las monitoras encargadas de los talleres trabajan aspectos de los participantes como la psicomotricidad, la tolerancia a la frustración, el fomento de iniciativas, la creatividad, la cooperación, la expresividad, la memoria, el pensamiento lógico o la capacidad de organización de los pacientes, para que, de esta forma, fomenten sus habilidades, el ocio en grupo y las relaciones interpersonales.