Actualizado
martes, 18 diciembre 2018
08:55
h
URGENTE

Tierras “también” para El Valle

El Sindicato de Trabajadores, con Bódalo a la cabeza, ocupa el Cerro Libertad y genera empleo en el olivar
  • INTERÉS. Vecinos del Polígono El Valle escuchan a Andrés Bódalo, del SAT, sobre su experiencia en Cerro Libertad.
    INTERÉS. Vecinos del Polígono El Valle escuchan a Andrés Bódalo, del SAT, sobre su experiencia en Cerro Libertad.

A tan solo cuatro kilómetros de Jaén se encuentra la finca Cerro Libertad. Este lugar fue ocupado por un grupo de personas del Sindicato de Trabajadores de Jaén (SAT) para comenzar a labrar sus tierras y cultivar el olivo, pues, tras la expropiación de una entidad bancaria, las tierras se encontraban totalmente abandonadas. Tras un año de trabajo, consiguieron establecer de 15 a 20 puestos de trabajo, una proeza que transmitieron a los vecinos del Polígono El Valle, una de las zonas con más paro de la capital, para que se sumasen a este proyecto.

Entrada la tarde, algunas familias se acercaron hasta el centro de la Asociación de Vecinos del Polígono El Valle para escuchar todos los detalles acerca de lo que este grupo de personas consiguió en Cerro Libertad. “Es un sitio que está dando muy buenos resultados. Hemos cogido una cosecha de aceitunas y hecho aceite. Lo que demuestra que es posible generar empleo en las fincas que están abandonadas por los bancos y que sirven solamente para la especulación”, explicó Andrés Bódalo, asesor sindical del SAT. El acto se celebró en esta barrio ya que, según señaló, sufre una tasa de paro del 40%. “No hay que ser conformistas y que, sobre todo viendo la situación que hay en la ciudad de Jaén y en los barrios como El Valle, Peñamefécit u otros que están muy marginados por el propio sistema”, dijo.

Bódalo comentó que son cerca del 20% las tierras que fueron expropiadas por los bancos y que se encuentran abandonadas. Por ello, el asesor sindical llama a los jiennenses a unirse a este tipo de iniciativas, pues en Cerro Libertad, con 75 hectáreas y 7.500 olivos, pudieron generar una cantidad “importante” de empleo y riqueza en tan solo un año. “Creemos que podemos generar, durante el año, alrededor de 30 o 40 puestos de trabajo fijos. Y, cuando llegue la recolección de la aceituna, en la finca pueden trabajar 150 personas perfectamente”, especificó Bódalo. De hecho, subrayó que pudieron elaborar un aceite de “gran calidad”. “Este año se han podido cosechar aceitunas y hemos creado industria. Hicimos nuestro propio molino y sacamos aceite, que incluso llegó directo al consumidor. No hubo intermediarios. Todo fue artesanal y ecológico y, además, lo vendimos todo”, destacó.

REALIDAD. Andrés Bódalo definió la situación que vive la provincia de Jaén como “lamentable”. “Es una vergüenza. Hablan de que es la provincia con la tasa de paro más alta de Europa”, afirmó. Por ello, apuntó que este tipo de encuentros son necesarios para analizar, junto con los jiennenses la situación por la que están pasando. Asimismo, declaró que había que ir un paso más allá, “hay que conseguir que la gente tenga trabajo”.

Según explicó Bódalo, a pesar de que con esta iniciativa de recuperar las tierras y generar “empleo y riqueza”, el grupo no recibe ninguna ayuda por parte de la corporación municipal. “Ni el Ayuntamiento, ni la Junta ni el Gobierno central se creen este tipo de proyectos”. Por ello, sentenció que quieren generar conciencia en la población. “El Gobierno municipal no está por sacar a la gente de los barrios y de la situación en la que se encuentran. No nos pueden vender películas, hay que ser realistas”, dijo Bódalo, quien propone cultivar las tierras jiennenses, que son “de mucha calidad” y aprovechar el polígono industrial de la capital, donde se puede generar una lonja para los productos de las fincas abandonadas. Asimismo, Andrés Bódalo comentó: “Hay ideas que hemos llegado a transmitir al propio Gobierno local que pueden generar mucha riqueza, pero lo único que estamos recibiendo son persecuciones, multas y juicios”.

Una forma de poner fin a la especulación

“Son tierras que utilizan para la especulación, para cobrar las subvenciones de la Política Agraria Comunitaria (PAC)”, estableció Andrés Bódalo. El asesor sindical declaró que las entidades se quedan con las subvenciones que consiguen con las fincas de olivos. “Creo que el Gobierno andaluz y el central tendrían que hacer un estudio de las fincas están en esta situación, porque se pueden recuperar para generar empleo”, dijo.

Apuesta por continuar
en el cerro

Andrés Bódalo afirmó que el grupo de trabajadores del SAT que se encuentran en Cerro Libertad seguirán cultivando esas tierras. De hecho, declaró que comenzarán a plantar cultivos alternativos al olivar, como un huerto ecológico. De esta manera, Bódalo indicó que se crearán más puestos de trabajo en la finca y, con ello, más empleo y riqueza para la capital y toda la provincia jiennense.