Actualizado
viernes, 22 septiembre 2017
17:55
h
URGENTE

Se “esfuma” el acusado de raptar y violar a una mujer tosiriana

El juez dicta una orden internacional de busca y captura contra Mohamed B.
Ver comentarios
|
21/04/2017
  • 10 DE JUNIO DE 2015. Mohamed B., en el momento en que fue detenido en un domicilio de Torredonjimeno por la Guardia Civil.
    10 DE JUNIO DE 2015. Mohamed B., en el momento en que fue detenido en un domicilio de Torredonjimeno por la Guardia Civil.

El Juzgado de Instrucción 1 de Martos ha dictado una orden internacional de busca y captura contra Mohamed B., el hombre de origen mauritano acusado de raptar y violar a una mujer de Torredonjimeno en la noche del 1 de junio de 2015. El sospechoso se encontraba en libertad provisional después de haber pasado seis meses en prisión preventiva por estos hechos. Desde que salió de la cárcel, el 28 de diciembre de 2015, tenía la obligación de presentarse en el Juzgado cada semana. Sin embargo, la Justicia no sabe nada de él desde hace varios meses. Literalmente, se ha esfumado. No hay rastro de él y todos los intentos por localizarlo han sido, hasta ahora, infructuosos. Por ello, el juez del caso ha ordenado su localización y detención inmediata.

Sobre Mohamed B. pesaban los cargos de robo con violencia, detención ilegal, lesiones y agresión sexual. Presuntamente, abordó a la víctima a punta de navaja cuando ella regresaba de trabajar y se disponía a guardar su coche en el garaje. Fue, entonces, cuando la sujetó por la fuerza, la maniató y la introdujo en el maletero de su propio vehículo. Después, la llevó por diferentes municipios de la provincia y de Ciudad Real, donde la obligó a sacar dinero de los cajeros —unos 300 euros— y la violó. Tras regresar a Jaén, dejó a la mujer malherida y abandonada a su suerte a las afueras de Martos y se marchó. Finalmente, tras permanecer escondido durante diez días en un domicilio del municipio tosiriano, la Guardia Civil lo detuvo el 10 de junio en el marco de la denominada operación “Corso”, un dispositivo en el que participaron unos 70 agentes.

Mohamed B. fue enviado a prisión preventiva el mismo día de su arresto por la juez que entonces instruía las diligencias, María Ángeles Ballesteros. El sospechoso ya contaba con antecedentes y, además, los investigadores tenían constancia de que había hecho gestiones para conseguir un pasaporte falso con el que huir del país.

Sin embargo, la misma magistrada decretó su libertad provisional a finales de ese mismo año 2015. ¿Por qué? En sus declaraciones, Mohamed B. explicó que conocía a la denunciante desde noviembre de 2014 y que mantenía con ella una relación sentimental. Aseguró que todas las acusaciones contra él fueron una invención de la mujer porque quería ocultar a su marido que le había sido infiel. Para comprobar esta versión, la juez ordenó a la Guardia Civil analizar el móvil de Mohamed B. El objetivo era saber desde cuándo constaba en su lista de contactos el número de teléfono de la denunciante. El Instituto Armado argumentó que esa investigación podría prolongarse hasta dos años y, por ello, la juez lo dejó en libertad, con una fianza de 3.000 euros y con la obligación de comparecer en sede judicial todas las semanas.

En principio, Mohamed cumplió y acudía a firmar a un juzgado de Toledo, donde fijó su residencia. Sin embargo, desde hace unos meses, la Justicia no sabe nada de él. El nuevo juez del Juzgado de Instrucción número 1 de Martos, Miguel Ángel Torres, ha dictado una providencia en la que ordena que se le busque y se le detenga. Fuentes de la Guardia Civil sospechan que puede haberse marchado del país.

El abogado defensor guarda silencio

El abogado defensor de Mohamed B. no comenta nada sobre el auto judicial en el que se pone en busca y captura a su cliente por el supuesto secuestro y violación de una mujer: “No voy a decir nada, porque mi cliente no me ha dado ninguna instrucción al respecto”, explica el letrado en una conversación telefónica con Diario JAÉN. “¿Desde cuándo no habla con él?”, insiste el periodista. “No puedo comentar nada, lo siento”, responde, con cortesía exquisita, el abogado. Tras salir de prisión en diciembre de 2015, Mohamed B. concedió una entrevista a este periódico en la que se declaraba “totalmente inocente” de los hechos. Explicó que mantenía una relación sentimental con la denunciante. Añadió que, en la noche de autos, estuvo con ella y que la golpeó en el fragor de una discusión. No obstante, negó el robo, el secuestro y la violación.