Actualizado
lunes, 20 noviembre 2017
14:14
h
URGENTE

Reconocimiento por la “dura labor” de ALES

La asociación recibe el certificado de Utilidad Pública después de esperar durante tres años una respuesta
|
16/07/2017
  • ACTIVIDAD. Miembros de la asociación ALES realizan una actividad al aire libre con los niños.
    ACTIVIDAD. Miembros de la asociación ALES realizan una actividad al aire libre con los niños.

Un reconocimiento a las familias y a los voluntarios que forman parte de la Asociación para la Lucha contra las Enfermedades de la Sangre —ALES—. Así interpreta Juan Galera, presidente del colectivo, el certificado de Utilidad Pública que acaba de concederles el Ministerio de Interior. Es un premio para el “ejército que da sonrisas hasta en los momentos más difícil”, comenta Galera.

Tres años han tenido que esperar a que se les concediera el reconocimiento, el cual les abre las puertas para acceder a más subvenciones y dar, de esta forma, continuidad a los proyectos con los que siguen la labor de “mejorar la vida de los niños y sus familias”. El presidente subraya la necesidad de los medios para la asociación, pues la media de casos anuales aumenta entre quince y veinte. “Desde el minuto cero trabajamos con los padres y actúa la trabajadora social, en especial en el ‘papeleo’, mientras todas las herramientas de ALES se ponen a su disposición”. Una de las mayores ayudas que ofrece el colectivo son los pisos de acogida y el desplazamiento para los padres y los niños que deban trasladarse a Sevilla o Granada para el tratamiento y necesiten pernoctar durante varios días en las ciudades andaluzas. También se realizan actividades lúdicas que sirvan a los pequeños para sobrellevar mejor la complicada situación. “Estos reconocimientos son la prueba de que vamos por el buen camino y que la sociedad tiene interés en lo que hacemos, pues son la recompensa al trabajo cotidiano, el que no se ve, el que se hace día a día”.

FUTURO. Los proyectos próximos de la asociación consisten en proponer pintar la tercera planta del Hospital Materno-Infantil de Jaén, con la colaboración de artistas como El Creata o Belin para dar un “toque de color” al recinto.