Actualizado
viernes, 26 abril 2019
09:05
h
URGENTE

Rebaja a los narcos del camión

Aceptan tres años y tres meses de cárcel por un porte de 100 kilos de droga
Ver comentarios
|
14/02/2019
  • En la Audiencia. Los acusados, sentados en el banquillo, a la espera del comienzo del juicio.
    En la Audiencia. Los acusados, sentados en el banquillo, a la espera del comienzo del juicio.

Tres años y tres meses de prisión. Esa es la condena que aceptaron ayer los cinco narcotraficantes que conforman la banda del camión, conocida así por cómo transportaban la droga desde Jaén hasta Italia. Los procesados admitieron los hechos y se beneficiaron de una considerable rebaja en el castigo. Inicialmente, la Fiscalía solicitaba casi cuatro años y medio de cárcel para cada uno de ellos. Tras la condena, ahora, pelearán por recobrar la libertad, que perdieron el 23 de septiembre de 2017. Aquel día, fueron detenidos por la Guardia Civil cuando trataban de hacer un porte con 70 kilos de cannabis y 30 kilos de resina de hachís. Fue uno de los alijos de droga más importantes decomisados en la provincia en los últimos años.

La investigación del Instituto Armado, denominada operación “Mentesa”, puso al descubierto una organización dedicada al tráfico de estupefacientes. El considerado jefe de la banda, el granadino Samuel José R. C., hacía acopio de la mercancía en su propio domicilio, que obtenía a través de distintos proveedores. Al parecer, tenía diversos contactos con productores de la Vega de Granada. Cuando tenía una importante partida preparada, presuntamente, la “exportaba” a Italia a través de un único porte. Es aquí donde entraba en juego el jiennense José P. D. Era el encargado de la logística, es decir, de buscar los camiones y las naves donde se preparaban los envíos. De este modo, en septiembre de 2017, la organización preparó un viaje y llevó la mercancía hasta una nave de Mancha Real. Allí, la cargaron en una tráiler de gran tamaño. La droga estaba oculta entre ladrillos y contaba con toda la documentación necesaria para realizar un porte internacional, en concreto, hasta la ciudad italiana de Bérgamo. Los agentes controlaron el viaje en todo momento, desde que salió de Granada hasta llegar al municipio jiennense. Una vez allí, abordaron a los narcos y los detuvieron.

Desde entonces, los cinco están en prisión preventiva. Ayer, todos se sentaron en el banquillo de la Audiencia y se reconocieron autores de un delito contra la salud pública.

Atenuante de drogadicción

Los abogados de cuatro de los cinco acusados aportaron al tribunal informes actualizados del Centro Provincial de Drogodependencias en los que se pone de manifiesto que sus clientes son consumidores habituales de sustancias estupefacientes. Esa circunstancia les sirvió para aplicar la atenuante de drogadicción, lo que supuso una rebaja en el castigo impuesto por la Audiencia Provincial.

La madre del cabecilla será juzgada por blanqueo

La madre Samuel José R. C., el considerado cabecilla de la banda del camión, también se sentó ayer en el banquillo de la Audiencia. En principio, la Fiscalía la acusaba de “lavar” las ganancias generadas con el negocio de la droga. Y es que, en su peluquería de Granada, los agentes de la Guardia civil encontraron 74.400 euros, guardados en un bolso que se encontraba en un armario del local. La mujer siempre ha sostenido que esos fondos provienen de su negocio y son sus ahorros de toda la vida. Su abogado presentó a última hora un informe de un economista que trata de acreditar que ese dinero es legal. La Fiscalía, que inicialmente pide un castigo de tres años y diez meses de cárcel para ella, pidió al tribunal más tiempo para poder estudiar esa documentación. La sala accedió a esta solicitud y decidió aplazar el juicio con respecto a esta mujer. La vista oral se celebrará próximamente. “Les digo que nunca le di dinero en metálico a mi madre y que ella no sabía nada con respecto a lo que yo me dedicaba”, dijo Samuel José R. C. a los magistrados de la Sección Tercera, cuando tuvo que aceptar su conformidad. El fiscal dijo que ya lo interrogarán en el juicio como testigo.