Actualizado
viernes, 17 noviembre 2017
20:07
h
URGENTE

Ratificada la condena por quedarse con 80.000 euros de su socia

Le caen dos años de cárcel por apropiarse del dinero de un negocio
Ver comentarios
  • 31 DE ENERO. José Antonio B. L., durante el juicio en la Audiencia.
    31 DE ENERO. José Antonio B. L., durante el juicio en la Audiencia.

El Tribunal Supremo ha ratificado la condena de dos años de cárcel para un vecino de Campillo del Río por un delito de apropiación indebida. José Antonio B. L. se embolsó más de 80.000 euros que una social comercial le entregó como adelanto para comprar varias partidas de ajo. En el juicio, celebrado en enero de 2017, el procesado admitió que tenía una deuda con la querellante y con su esposo, pero no porque se apropiara de los fondos, sino porque a él dejaron de pagarle y se quedó sin liquidez. Alegó que financió de su bolsillo a agricultores para la compra de semillas y que no le respondieron. Además, aseguró a los magistrados de la Audiencia que fue pagando distintas cantidades y que la cuantía que no había podido devolver ascendía a unos 20.000 euros. No obstante, la sala no lo creyó y le impuso una condena de dos años de cárcel.

José Antonio B. L. recurrió ante el Supremo y el Alto Tribunal ha desestimado íntegramente todas y cada una de sus alegaciones. Por lo tanto, la condena ya es firme. Los hechos se remontan al 12 de febrero de 2014, cuando el acusado y la empresaria denunciante suscribieron un contrato mercantil de cuentas en participación. Es decir, se propusieron llevar entre ambos un negocio de compraventa de ajos en el que la mujer aportaba primero el capital y José Antonio B. L. ponía los clientes y efectuaba la venta del producto. Posteriormente, se repartían las ganancias. Según la sentencia, el acusado se quedó con los fondos que le adelantaron. [R. A.]