Actualizado
domingo, 26 mayo 2019
00:15
h
URGENTE

“Privatizar los servicios es lo que lleva a la ruina”

Mar Rodríguez
Ver comentarios
|
14/05/2019
  • POLÍTICA. Mar Rodríguez, en la terraza de los Baños Árabes, con la zona sur de la ciudad al fondo.
    POLÍTICA. Mar Rodríguez, en la terraza de los Baños Árabes, con la zona sur de la ciudad al fondo.
Tras vencer las primarias de Jaén en Común, esta joven, ya que estaba en la directiva de la asociación, encabeza la lista para las municipales de la nueva marca con la que se quiere dar continuidad al actual grupo municipal Jaén, Sentido y Común. Totalmente en contra de la privatización de servicios municipales y defiende una mayor democracia municipal

—¿Por qué no ha habido confluencia con Podemos e Izquierda Unida?

—Nosotros y nosotras, después de 4 años de trabajo en Jaén en Común, hemos llegado a una reflexión central que articula todo lo que vamos a hablar: La ciudad de Jaén se encuentra en un momento de encrucijada, hay dos opciones, seguir con los responsables de la situación que tiene la ciudad, y otro, construir un Ayuntamiento del cambio, democrático. En esta batalla tiene que estar todo el mundo que quiera, estamos abiertos desde el principio. A veces, se imponen lógicas internas de partidos, pero desplazar el debate hacia allí no es importante.

—¿Pero habrá alguna razón?

—Venimos de una tradición que deja claro que todos nuestros intereses están con Jaén y creo que no tenemos que defraudar con cuestiones internas, tenemos que tener muy claro hacia donde vamos: un Ayuntamiento democrático que vele por las personas.

—Perdone que insista, ¿tiene que haber algún motivo, por mundano que sea?

—Realmente es que vivimos un momento político con peculiaridades, las llamadas derechas también están divididas. Creo que defraudamos a la gente si no hacemos todo lo que podamos, aunque, a veces, primen otras lógicas. Nosotros llamamos a la unidad, estamos abiertos a hablar con cualquiera que apoye nuestras demandas, que son las de la gente.

—¿Y qué líneas maestras y qué colectivos conforman la candidatura que encabeza?

—Hay cinco ejes, en torno a seguridad económica, cultural, ecológica, afectiva y territorial, relacionada con urbanismo. En torno a esas líneas, celebramos otras tantas reuniones, que estaban abiertas a cualquier persona para la elaboración del programa. Este se llamará cuaderno violeta, por el color de la bandera de Jaén y también por ser el color de la lucha de la mujer.

—¿Y cómo se configura la lista con la que irá a las municipales?

—Hay gente de movimientos sociales, de mujeres, de jóvenes, de universitarios, de mayores, sí tenemos gente de muchos colectivos. Lo más positivo es que conjugamos la experiencia de una parte del grupo, que viene de estar en el Ayuntamiento y experiencias anteriores, con gente que da el paso, como puedo ser yo.

—Imagine que es la alcaldesa, ¿que es lo primero que hace?

—Lo primero darme un pellizco (risas). No, en serio, se pueden hacer muchas cosas, pero como gesto, en los primeros días, creo que habría que dar un paso en el trabajo que ya venimos haciendo en cuestiones como la necesidad de que haya una supervisión municipal de las viviendas en las que residen mujeres que habitan, sobre todo, mujeres que están solas. Esto está recogido en una moción que se aprobó y no se llevó a la práctica, con el objetivo de revisar las condiciones de vida de las personas mayores que no están acompañadas.

—Esa que cita, y otras mociones de Jaén en Común, se han aprobado con apoyo unánime, pero luego, no se ejecutan. ¿Cómo pretende cambiar eso?

—Luchar contra todo lo que se ha hecho es muy complicado, vamos a hacer todo lo que podamos. Si conseguimos conectar con los barrios, podemos ganar el Ayuntamiento y desarrollar todas nuestras propuestas.

—¿Qué haría con la deuda y con la plantilla?

—Lo primero que hay que dejar claro es que la privatización llevan a la deuda a los ayuntamientos. Hay que hacer una política para no caer más en este hoyo y lo primero que hay que hacer es remunicipalizar servicios y proponemos que los concejales bajen su sueldo, porque cobran tres veces más que la media de esta ciudad, y también organizar las prioridades del gasto.

—¿Y con la plantilla?

—Es una locura generar más desempleo en el Ayuntamiento, con la situación que hay, quizás no está bien distribuida, porque hay necesidades que no están bien atendidas. El problema está en la privatización de servicios.

—¿El casco histórico tiene alguna solución?

—El crecimiento de la ciudad se hace exactamente a espaldas del casco histórico, con lo que este se queda abandonado, envejecido, sin servicios y con situaciones, en algunos casos, muy complicadas. Esto se ha acentuado mucho y eso es un punto de nuestro programa: las periferias tienen que articularse para defenderse, ya que hay una dejadez absoluta.

—¿El Gobierno local dice que, en muchos casos, la culpa es de los propios vecinos?

—Eso es lo que nos quieren hacer creer, aunque haya gente que sea incívica, pero no tienen la mayor responsabilidad, la labor de la administración es limpiar, que no se caigan las casas y otras necesidades. No les preocupa ni la población ni las propias personas que allí residen.

—Usted es una cara nueva entre los candidatos que se presentan a las municipales y Jaén en Común cambia de marca, ahora se llama Jaén, Sentido y Común, ¿eso es bueno o malo para sus opciones en las municipales?

—La verdad es que tampoco queremos hacer un proyecto personalista, la riqueza del proyecto son las aportaciones de las distintas personas, no se que puede significar que encabece yo u otro, yo salí en las primarias, pues como si hubiera sido otro u otra. Lo que sí es cierto es que creo que es muy positivo que la gente joven luche por su ciudad, porque la generación a la que pertenezco se ve en una tesitura muy complicada en la que tenemos dos opciones, o nos vamos de aquí y nos buscamos la vida o bien, con muchos problemas, nos quedamos aquí y tratamos de salir adelante y cambiar las cosas. Creo que el de gente como yo es un perfil que tiene que estar aquí en la política municipal para hacer cambios.

—Usted es joven, ¿qué le llevó a dar este paso de comprometerse con la política municipal?

—La verdad es que ya vengo de una tradición de muchos años y una tradición colectiva. Estoy estudiando las oposiciones y, si solo pensara en mí, creo que estudiando y aprobando, tendría la vida resuelta. Pero esa no es la solución, si yo resuelvo mi problema personal y miro alrededor y veo que mis amigos se tienen que ir y mis vecinos están fatal, la vida no tiene sentido si yo consigo éxito y la gente de alrededor no. La única salida a esta situación es colectiva y no individual, que es como te educa el sistema y las políticas dominantes.

El tiempo - Tutiempo.net