Actualizado
jueves, 23 noviembre 2017
19:46
h
URGENTE

“Paseo militar” de Reyes en su camino para dirigir el PSOE

El actual secretario general logra 4.032 avales y sus rivales ni los presentan
  • Francisco Reyes.
    Francisco Reyes.

Sin posibilidad de discusión, el aspirante a la secretaría general del PSOE de Jaén, el hombre que ocupa el cargo desde 2010, Francisco Reyes Martínez, es proclamado secretario general electo. Culmina así el proceso de primarias en el partido del puño y la rosa de la provincia que comenzó el pasado 5 de septiembre. En una escueta nota, los socialistas explican que la Comisión Provincial de Ética constató que el precandidato Reyes presentó más avales de los 1.365 requeridos para optar a ser candidato. Sus contrincantes Félix Manzaneda Oneto y Valeriano Bermúdez Palomar no presentaron avales. Ante esa situación, precisan, conforme al reglamento, Reyes fue reafirmado en el cargo de facto, para ser proclamado el 21 de octubre, fecha fijada para el Congreso del PSOE de Jaén. En una carta en la que se dirige a los militantes, el “jefe” de los socialisas jiennenses desvela que cuenta con el respaldo de 4.032 compañeros, para los que tiene palabras de “profundo agradecimiento”.

Al comienzo de la batalla por este puesto orgánico, Valeriano Bermúdez mostró su disconformidad ante el hecho de que se optara por solicitar el aval del 20% de la militancia, conforme a la normativa del 38 Congreso, en lugar del 3%, tal y como la nueva Ejecutiva del PSOE, con Pedro Sánchez a la cabeza, propuso para el sistema de primarias. La diferencia es sustancial, ya que, de los 1.365 exigidos, se hubiera pasado a 205. De todos modos, los 4.032 avales de Reyes son el 59% de los hombres y mujeres con derecho a voto, lo que, en cualquier caso, marca una importante distancia con respecto a sus competidores. Fuentes consultadas por este periódico apuntan a que Bermúdez contaba con medio millar de respaldos aproximadamente y que Manzano con una cifra inferior, lo que les llevó a tomar la decisión de no presentar sus avales, aunque este extremo no fue confirmado por el primero de estos dos aspirantes, con el que este periódico trató de contactar sin éxito. El entorno de Bermúdez, que cuando se presentó su candidatura confió en lograr los apoyos exigidos, fuera cual fuera la fórmula planteada, contaba con obtener unos números similares a los que logró la candidatura a la secretaría general del PSOE de Pedro Sánchez.

“Gracias por este apoyo tan mayoritario”, reflexionó Reyes en su misiva, que felicitó a los dos compañeros precandidatos por su participación en el proceso, a los que también aplaudió por “el buen tono general mantenido durante este periodo de recogida de avales”. “Con un debate intenso, pero dentro de los cauces del respeto y la normalidad democrática”.

Dijo sentir “orgullo por este amplio respaldo, pero también el peso de la responsabilidad”. “Afortunadamente, tengo la fuerza, las ganas y la ilusión de seguir trabajando por este gran proyecto socialista en la provincia de Jaén, por mejorar la vida de la gente y por ayudar a los que peor lo están pasando”, abundó Reyes, que se va a “dejar la piel para devolveros la confianza” y va a “pelear hasta la extenuación en la defensa de los valores socialistas: igualdad, libertad, justicia y solidaridad”. “En el diccionario del PSOE de Jaén no cabe la palabra ‘fracaso’; en el diccionario del PSOE de Jaén sólo hay espacio para el trabajo, el esfuerzo y el compromiso con esta tierra y sus gentes”, argumentó Reyes, que animó a los socialistas “a mirar al futuro de cara y a que, sintiéndonos orgullosos de nuestro pasado, sigamos escribiendo juntos unas líneas de progreso para esta provincia”.

Con la victoria de Reyes, la secretaria general del PSOE andaluz mantiene a uno de sus hombres de confianza. Lo mismo ocurre en Sevilla, donde Verónica Pérez continuará como secretaria provincial. De esta forma, Díaz mantiene a personas de su confianza en dos de los feudos electorales del PSOE andaluz. En Granada sí habrá dos aspirantes, al igual que en Málaga. En Huelva, aunque Ignacio Caraballo fue nombrado secretario general electo, su contrincante, José Martín, reclamó la posibilidad de celebrar las primarias, al lograr el 16% de los respaldos necesarios, un porcentaje que está muy cerca del 20% fijado en las ocho provincias.