Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
22:30
h
URGENTE

Pascual Acosta obtiene de la UJA el máximo reconocimiento

El catedrático de Estadística se muestra “ilusionado, feliz lleno de gratitud” ante el nombramiento

Me siento ilusionado, emocionado, feliz y, sin duda, lleno de enorme gratitud por la generosidad que ha tenido la UJA al concederme el máximo galardón que una Universidad puede otorgar, que es el Doctorado Honoris Causa”. Así se expresó el catedrático de Estadística e Investigación Operativa de la Universidad de Sevilla y presidente del Consejo Editorial de Diario JAÉN, Antonio Pascual Acosta, minutos antes de su investidura. Un acto solemne, como suele ser el caso, que comenzó con la llegada de la comitiva de claustrales hasta el Aula Magna, donde esperaban familiares, amigos y compañeros del que supone el vigésimo Doctor Honoris Causa de la Universidad de Jaén en un año especial para la institución académica que impulsó, puesto que cumple el 1 de julio su 25 aniversario.

En primer lugar, fue la Secretaria General de la UJA, Olimpia Molina, la que leyó el acuerdo del claustro de la UJA por el que se concedió el nombramiento como Doctor Honoris Causa a Antonio Pascual Acosta, y el rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez, le hizo entrega de los atributos propios del nombramiento (el libro de la ciencia y la sabiduría, el anillo y los guantes blancos). Tras prestar juramento o promesa de “defender y respetar todos los derechos, privilegios y honores de la UJA en cualquier parte del mundo, así como favorecerla y ayudarla cuantas veces” se le demandara, Antonio Pascual Acosta pronunció su discurso de investidura. “Acercaos, dignísimo doctor. Os admito e incorporo al Claustro de esta Universidad de Jaén, con todos los derechos, inmunidades y privilegios inherentes a los demás doctores”, fueron las palabras que pronunció el rector, tras lo que le ofreció, en el nombre de todos los doctores, el abrazo de fraternidad. El acto de investidura fue presidido por el rector de la UJA, Juan Gómez Ortega, que estuvo acompañado por sus homónimos de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez Torreblanca; el de la Universidad Internacional de Andalucía, José Sánchez Maldonado; el de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro Arroyo, y el de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo. También hubo presencia institucional, con el presidente de la Diputación, Francisco Reyes; la delegada de Educación, Yolanda Caballero, y la de Salud, Teresa Vega. Con el “Gaudeamus Igitur” y los himnos de Andalucía y España se levantó la sesión.

“Los 25 años de Universidad muestran su acertada visión”

El rector de la UJA, Juan Gómez, destacó del amplio currículum de Antonio Pascual Acosta dos facetas que consideró brillantes: como profesional de la Universidad, que cultiva la mayoría de parcelas de actividad y una labor muy destacada en el ámbito de la estadística y la investigación operativa, y la de gestor en el ámbito de la política, sobre todo en la gestión del conocimiento desde diferentes parcelas: “No voy a enumerarlas todas, salvo para nosotros su etapa más importante como consejero de Educación, cuando se gestó la UJA. Sus 25 años muestran que su visión no era utópica. Al contrario, nuestra Universidad ha sido fundamental en el desarrollo de la provincia”.

Emilio Lozano destaca su cercanía y compromiso

El padrino de Antonio Pascual, Emilio Lozano, profesor titular de la UJA en Estadística e investigación Operativa, expuso a través de la “Laudatio” los méritos del doctorando, entre los que destacó su capacidad para transmitir proyectos e ilusiones, su cercanía, su compromiso y su solidaridad con los colectivos que, tanto en el ámbito académico como en el personal, se le acercan. Además de su labor académica y al frente de la Consejería de Educación, valoró el aspecto investigador de Antonio Pascual y su trabajo como director del Centro Andaluz de Prospectiva. Para acabar lo definió con las palabras de Blas Infante: “Un andaluz, un hombre de luz que da luz a los hombres”.