Actualizado
domingo, 19 mayo 2019
22:21
h
URGENTE

Padres denuncian la presencia de ratas en el Alfredo Cazabán

Una empresa trata, desde hace diez días, de acabar con las alimañas en el centro

Un vídeo, en el que se ve como una rata enorme sale de un agujero se mueve a toda velocidad por los grupos de whatsapp de los padres y madres de alumnos del colegio Alfredo Cazabán. Y es que el bicho sale de uno de las bocas de desagüe de los jardines del patio, en dirección, precisamente, hacia la zona de juegos, mientras se escucha a una voz que dice: “Dios, que gorda”. La directora del centro, María Encarnación Caño Milla, confirma que hace unos diez días se detectó la presencia de estos roedores y que, aunque no se puede hablar de una plaga, se decidió, rápidamente, que había que tomar medidas al respecto. Para este tipo de situaciones, como aclara, el Ayuntamiento, responsable del mantenimiento de los colegios en la ciudad, ya facilitó a los responsables educativos el teléfono de una empresa especializada en la desratización que, con gran rapidez, apunta la Caño Milla, acudió a las instalaciones para eliminar a estas alimañas. Tres veces a la semana, estos especialistas pasan por el Alfredo Cazabán para comprobar si las medidas adoptadas, como la colocación de trampas, surten efecto.

En paralelo, desde el centro solicitaron ayer mismo al Ayuntamiento que proceda a cerrar, de alguna forma, los huecos por lo que aparecen las ratas con tela metálica o algún otro elemento y, además, se plantea la necesidad de acometer otras acciones, como desbrozar una zona cercana, de donde se cree que provienen los animales. La dirección cree que no se trata de un problema a corto plazo, ya que, si bien las medidas que se aplican en este momento parecen eficaces y, como mucho, apunta, solo se ve a una rata a la vez, la cuestión que hay que afrontar una solución, en su opinión, es más de fondo. Considera que la cercanía del colegio, en la Carretera de La Guardia, al Punto Limpio y al recinto ferial, donde se celebra el mercadillo y, por ejemplo, se colocan servicios portátiles y puestos de comida, no favorece a que esté bajo control la presencia de estos mamíferos en las inmediaciones. La directora también cree que es preciso ser muy cuidadosos con las medidas que se tomen, ya que se trata de una centro al que acuden, a diario, 650 niños, lo que desaconseja fumigar o adoptar otro tipo de soluciones expeditivas. En cualquier caso, es tajante al afirmar que no ha habido problema alguno con los niños

El presidente de la ampa, Francisco Manuel Amaya, opina que, debido a la ubicación de la escuela es, en sus palabras, “normal, entre comillas”, la presencia de animales. “En noviembre vieron una rata y han vuelto a aparecer y, además, hay un par de vídeos grabados por padres, no es que haya muchas, es que se alimentan con la comida que dejan los chiquillos. La gente se ha alarmado, pero no hay razón para ello, ya que la respuesta ha sido inmediata y, además, cuando hay jaleo, es decir, cuando los niños están en el patio, no acuden”, explica, aunque, eso sí, pide que se eliminen las ratas.

Mociones plenarias para poner fin a las colonias de gatos, insectos y cucarachas que asquean a los vecinos

Jaén Común llevó al pleno de la Corporación una moción para exigir que se tomaran medidas para controlar la población de gatos en la capital. La presencia de felinos “sin control”, debido a vecinos que depositan comida para alimentarlos generó quejas en el barrio de La Magdalena, en plena zona monumental, donde la asociación de esta zona de la capital aseguró que la gatera genera un problema de insalubridad y da una pésima imagen del casco antiguo. El pasado verano, en el barrio del Bulevar, una “invasión de cucarachas”, a consecuencia de la fumigación de un garaje, obligó a intervenir a los servicios municipales que tuvieron que enviar operarios a la zona, junto a uno de los parques más frecuentados de la ciudad, para acabar con estos insectos. La presencia de bichos también generó alarma en el barrio comercial, cerca de la Plaza de la Constitución, como criticaron algunos empresarios. De hecho, la Administración local tuvo que ponerse seria y se incrementaron las sanciones para los que depositaban basura fuera de los horarios y los lugares establecidos para ello. El control de las cucarachas también llegó al pleno y el Gobierno local tuvo que dar explicaciones al respecto. Otro punto de insalubridad que se detectó fue el antiguo Banco de España, adquirido por la Diputación para convertirlo en un centro turístico. La Administración tuvo que tomar medidas al respecto, ya que se había detectado la presencia de roedores. Situaciones de este tipo, que asquearon a los jiennenses, fueron denunciadas en distintos barrios de la ciudad, sobre todo, durante los meses de calor del pasado año. La Federación de Asociaciones de Vecinos Objetivos Comunes llegó a vincularlo a los problemas que se habían detectado con el servicio de limpieza viaria y, en otras ocasiones, apuntan directamente a los solares abandonados, de los que hay decenas en San Juan y alrededores. Antes de que comiencen a subir las temperaturas, anualmente, el Ayuntamiento pone en marcha campañas de fumigado y control de plagas con las que quiere evitar la presencia de estas alimañas.