Actualizado
lunes, 12 noviembre 2018
13:57
h
URGENTE

Nuevo intento de reunión a cuatro para la rehabilitación en El Valle

Representantes vecinales proponen una reunión con la Junta y el Ayuntamiento
  • TRABAJO. Pepi Alcántara y José Manuel Higueras, con representantes de asociaciones vecinales y de OCO.
    TRABAJO. Pepi Alcántara y José Manuel Higueras, con representantes de asociaciones vecinales y de OCO.

La idea ronda desde octubre del pasado año y busca propiciar una reunión entre la Junta y el Ayuntamiento, en la que medien los vecinos, para desbloquear las obras de reforma de plazas y zonas comunes en El Valle. Allí no pueden intervenir las administraciones públicas al ser de titularidad privada. Esta situación, conocida a finales de 2016, frenó una inversión de 3,1 millones, impulsada por la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, merced a la declaración del barrio como Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU). Fue la asociación Passo, en aquella ocasión, la que trató de sentar a todas las partes en la mesa, sin éxito. Ayer, en una reunión de la Federación de Asociaciones de Vecinos Objetivos Comunes (OCO) con el delegado de Fomento y Vivienda, José Manuel Higueras —que aún le está haciendo el rodaje al cargo, al ser nombrado a mediados de marzo—, se alcanzó de nuevo este compromiso. Cristóbal Martínez y Antonio López, representantes de la Asociación La Unión, que es la otra que opera en El Valle, ya trabajan para organizar una nueva mesa de trabajo en la que se sentará el delegado Higueras, su predecesor Rafael Valdivielso también mostró su disponibilidad en la anterior intentona; la directiva de Passo y, algo que es capital para lograr avances, el alcalde, Javier Márquez, o algún miembro del Ayuntamiento con responsabilidades.

No es la única cuestión de interés y enquistada que se abordó en el encuentro entre el representante de la Administración andaluza y los vecinos, tal y como apunta la presidenta de OCO, Pepi Alcántara. En el “orden del día” estaba conocer como va el proyecto para la construcción de un centro educativo en el solar del APA-III, en la calle Martínez Molina, una histórica demanda, aún sin atender. Eso sí, parece que, por fin, en opinión de la líder vecinal, hay una salida para este proyecto, tras la reunión que mantuvieron, el pasado 17 de mayo, el delegado de Fomento y Vivienda y el alcalde, Javier Márquez, junto con el gerente de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), Francisco Chica, y Rosa Cárdenas, concejal de Servicios Técnicos Municipales, Patrimonio, Imefe y Nuevas Tecnologías. El propio delegado apuntó que, el miércoles, hubo una reunión técnica, entre el Ayuntamiento y los representantes en Jaén de las consejerías de Fomento y Vivienda y Educación para organizar los aspectos que permitan concretar la permuta del terreno, entre las administraciones local y regional, que es indispensable para poner en marcha las obras del nuevo centro educativo, que se pretende levantar en el barrio de San Juan. Esta misma semana tiene que estar lista la documentación precisa con la idea de que, a lo largo del mes de junio, que comienza hoy, el camino para el ansiando proyecto esté más que despejado. La clave está en lograr despejar el traspaso a la Junta de un terreno municipal. Cuando se dé este paso, el Ayuntamiento convenio con los responsables educativos la construcción de un instituto, un edificio público llamado a dinamizar el casco histórico, a tiro de piedra de los Baños Árabes y la Catedral.

Diálogo para buscar una salida a Las Protegidas
idcon=13345004;order=11

Juan José de la Torre, presidente de la nueva junta directiva de la Asociación de San Eufrasio, la que representa a los vecinos de la zona de La Victoria y alrededores, abordó con el delgado de Fomento y Vivienda, José Manuel Higueras, la rehabilitación de las viviendas del barrio de Las Protegidas. De la Torre agradeció la predisposición del representante político del Ejecutivo andaluz y anunció que visitará la zona para conocer, de primera mano, los problemas de esta manzana que tiene una ubicación privilegiada, entre las calles Baeza y Virgen de la Cabeza, y la Avenida de Madrid y el Paseo de la Estación. Recientemente, el alcalde, Javier Márquez, se reunió con vecinos y propietarios de estos bloques y aseguró que defenderá ante la Administración andaluza la necesidad de descatalogar estos pisos para, de esta forma, poder poner en marcha las necesarias obras de rehabilitación que precisan. La Junta catalogó Las Protegidas como Bien de Interés Cultural, hace más de una década, con lo que se frustró una macrooperación urbanística que suponía la demolición de este ejemplo de arquitectura racionalista.