Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
11:11
h
URGENTE

Novedades en el segundo recuento

“Edad Dorada” se mantiene en el primer puesto
Ver comentarios
|
27/05/2018

El segundo recuento de votos para elegir al Popular del Año 2017 viene cargado de novedades. Los lectores de Diario JAÉN continúan inclinados hasta la fecha, en su mayoría, por que “Edad Dorada-Mensajeros de la Paz” una a su distinción en Valores Humanos el reconocimiento que otorgan quienes recortan el cupón del periódico y lo envían a la Redacción. Así, del 56,5 por ciento que registró en el primer recuento, la entidad que preside Julio Millán sube hasta el 57,2.

Se mantiene en segunda posición, aunque baja en porcentaje de votos, la marca turística Jaén, Paraíso Interior, que con el 23,5 de los cupones recibidos demuestra que está muy presente en la memoria de los lectores.

Una de las principales novedades del escrutinio parcial es el “subidón” experimentado por el Colegio Oficial de Enfermería, que deja atrás el 3,2 por ciento con el que contaba hasta el pasado miércoles, día 23, y exhibe músculo con el 10,8 por ciento de los votos. Se incorpora a este podio de cinco plazas el técnico de Juventud de Marmolejo, Antonio Lara, que sin figurar en la lista de premiados de este año, opta a coronarse Popular de 2017 por la gracia de los lectores. Ambas vías son legítimas y permiten a los electores votar tanto a los candidatos “oficiales” como a aquellos que, por sus méritos, sean considerados merecedores del premio. La entrada, eso sí, de Lara desplaza al quinto lugar de la tabla a Grupo Piña, que se las prometía felices, la semana pasada, con un 5,8 por ciento de los cupones recibidos.

Queda tiempo, todavía, para aupar a nuevos aspirantes o hacer descender peldaños a los que, poco a poco, se asientan en las primeras posiciones. La recompensa para los lectores es suculenta: un viaje a Nueva York, otro a Berlín o una televisión de 75 pulgadas, además de la satisfacción de contribuir a que una entidad o una persona vean reconocida su labor y reciba el aplauso merecido.