Actualizado
miércoles, 15 agosto 2018
21:26
h
URGENTE

Miles de trabajadores no ganan ni para vivir

El 64% de los asalariados cobra menos de 1.000 euros al mes, mientras que el 40% no consigue ni 327 euros
Ver comentarios
|
13/06/2018
  • TRABAJADORES. Un camarero atiende unos veladores en la capital.
    TRABAJADORES. Un camarero atiende unos veladores en la capital.

No hace tanto había quienes se definían como mileuristas con un cierto aire de melancolía o, incluso, de impotencia porque contaban con un empleo que no les permitía ganar más de esta cantidad al mes. Sin embargo, solo hay que apelar a las terribles y pesimistas Leyes de Murphy para convencerse de que, si una cosa va mal, todavía puede empeorar considerablemente. Por desgracia, esto ha ocurrido en materia salarial en la provincia. Antes era la tierra donde se pagaban los salarios más bajos. Ahora, también, pero se cobra muchísimo menos.

El informe sobre Mercado de Trabajo y Pensiones de la Agencia Tributaria indica que solo el 26% de los trabajadores jiennenses cobra más de 1.000 euros. Solo a Huelva le va peor, con un 32,5% de su población ocupada. Si fija el listón en la mitad del salario mínimo (327’6 euros mensuales y 4.586’40 euros anuales), se ve que la provincia con mayor proporción de población trabajadora en riesgo severo de pobreza es Jaén, con un 39’6%. Supera el 35,4% de Córdoba y muy por encima del 26,0% de Málaga, la provincia con porcentaje más bajo en Andalucía y de la media del país, del 20,9%. Los bajos salarios afectan fundamentalmente a los más jóvenes. La mayoría de ellos ganan por debajo de los 655,2 euros al mes en 2016 —sueldo mínimo—. De hecho, el salario medio de los menores de 18 años se sitúa en 4.008 euros al año. Los trabajadores con edades comprendidas entre los 19 y los 25 cobran por término medio un sueldo por debajo de los 6.157 euros al año. Por último, los jóvenes entre 26 y 35 años perciben unos ingresos medios de 9.121 euros. Otro aspecto que llama la atención en la distribución salarial es su sesgo sexista. El número de mujeres que cobran sueldos por debajo de los mil euros mensuales es prácticamente el doble que el de varones.

CC OO considera que es imprescindible la derogación de las distintas reformas laborales para avanzar a un “modelo de relaciones laborales justo para los trabajadores”. También exige que el salario mínimo llegue a los 1.000 euros al mes. “Son instrumentos de política económica que permite, entre otras cosas, incrementar el salario casi al 70% de la población trabajadora de Jaén, con la consiguiente reducción del trabajo mal pagado y de la explotación y la reducción de la dependencia en las ayudas estatales”, dice CC OO.

Por otro lado, el PCE de Jaén califica como “aterrador” el informe emitido por la Agencia Tributaria sobre las condiciones laborales en la provincia de Jaén. “Comienza a ser habitual encontrar trabajadores pobres. Muchos no llegan a cubrir sus necesidades básicas como consecuencia de sus condiciones laborales”, manifiesta el PCE.