Actualizado
jueves, 19 julio 2018
18:33
h
URGENTE
  • ACTIVIDAD. Un topógrafo realiza mediciones en la Plaza Deán Mazas. En segundo plano, vecinos concentrados en contra de las obras y camiones de reparto.
    ACTIVIDAD. Un topógrafo realiza mediciones en la Plaza Deán Mazas. En segundo plano, vecinos concentrados en contra de las obras y camiones de reparto.

Aprimeras horas de ayer, técnicos realizaban mediciones topográficas en la Plaza Deán Mazas. Es el segundo día que se ve un teodolito por este rincón de la capital, pendiente de un proyecto que, para sus detractores, es caprichoso y, además, lesivo para el patrimonio histórico y medioambiental jiennense, puesto que acaba con buena parte de la arboleda y los jardines de la pintoresca ágora, que forman el edificio de Hacienda, la residencia de ancianos, la calle Cronista Cazabán y el Palacio de los Vilches, declarado monumento y con la catalogación de Bien de Interés Cultural. La presencia de topógrafos es la prueba de lo inminente del comienzo de la reforma que, ciertamente, debería de estar en marcha desde el lunes, tal y como anunció la semana pasada el Gobierno local. Fuentes municipales explicaron que un problema burocrático, totalmente ajeno al Ayuntamiento, frustró estos planes. Ayer, desde el gabinete de comunicación municipal precisaron que es “inminente” la firma del acta del comienzo de obra y que, al solventarse este trámite, que es lo que aún falta, los trabajos se pondrán en marcha. Lo primero será intervenir en el maltrecho firme de Cronista Cazabán, que se levantará para renovar el saneamiento.

A los empresarios de la zona, en pleno corazón comercial y, dedicada, sobre todo, a la hostelería, les dan como nueva fecha para el comienzo de la ejecución del proyecto el próximo lunes, aunque hay incredulidad al respecto. Sobre todo, porque también les dieron por seguro el pasado lunes, día 2. Tanto es así que, desde ese día, las mesas y sillas que, normalmente, ocupan el suelo de la plaza están recogidas, en cumplimiento de la petición que llegó a los bares y cafeterías en nombre del Ayuntamiento jiennense.

Mientras llega o no llegan las máquinas, se mantienen las protestas en contra de la reforma, que comenzaron el lunes pasado, capitaneadas por Jaén en Común (JeC) y Podemos. Desde el lunes, un pequeño grupo de jiennenses, entre los que, por el momento, los concejales de JeC son los más fieles a la cita, se concentra en Deán Mazas para mostrar su oposición al proyecto, que ejecutará la empresa Peninsular de Contratas, por 163.000 euros más IVA, una cantidad que será financiada al 71% por la Diputación y el resto por el Ayuntamiento, que incluyó esta intervención en el Plan Provincial de Cooperación. La duración de las obras se estima en unos tres meses. El granito elegido para el suelo, la pérdida de vegetación y la “opacidad” sobre la reforma son algunos de los factores que explican el malestar que generan la reforma.

El pasado 18 de febrero, al poco de conocerse las intenciones del equipo de Gobierno, unas doscientas personas protagonizaron el que, hasta el momento, es el acto más numeroso de rechazo a la intervención planteada. A través de la plataforma de internet “change.org”, mediante dos peticiones distintas, se reunieron unas diez mil firmas que exigen al alcalde, Javier Márquez, que reconsidere sus postura y paralice los trabajos. El PSOE local tampoco está a favor de este cambio de fisonomía de la plaza, aunque solo contados militantes, a título particular, hayan acudido a las manifestaciones convocadas.

Los responsables municipales defienden que, cuando concluya la remodelación, Deán Mazas será más accesible para los ciudadanos y permitirá que se disfrute de la plaza en toda su dimensión, al modificar la forma en la que se aprovecha el espacio que hay disponible.

Sin noticias sobre la nueva iluminación extraordinaria en la sede de Hacienda

En el último acto del exsecretario de Estado de Hacienda en Jaén, José Enrique Fernández, el político, cesado de sus funciones tras la moción de censura al Gobierno de Rajoy, anunció que regresaría a la capital para presentar un proyecto de iluminación artística extraordinario en el edificio de Hacienda. La idea de que se realce el inmueble, en la Plaza de Deán Mazas, es vista con buenos ojos por los empresarios de la zona y la plataforma Jaén Merece Más. Esta última entidad, precisamente, espera aún una respuesta de la sustituta de Fernández de Moya en el cargo, Inés María Bardón, sobre qué ocurrirá finalmente con esta intervención. De hecho, como recuerdan, fue una de las asociaciones integradas en la plataforma, concretamente la de hoteles, la que insistió en el embellecimiento del edificio. Es más, Juan Manuel Camacho, de la junta directiva de la Asociación de Empresas de Alojamientos y Hoteles de Jaén, precisó que la presentación del proyecto estaba prevista para el pasado 19 de junio con lo que, como queda manifiesto, el acto público va con retraso. Hasta el martes pasado, no fue nombrada la nueva subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño. Quizás, con este trámite solventado, se agilice la presentación de la iluminación.