Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
22:47
h
URGENTE

Lo que se hizo mal en el fuego de la calle Hornos Negros

Los Bomberos aconsejan confinar las llamas y no abrir ventanas y balcones
Ver comentarios
|
09/11/2018
  • CALLE CUMBRES NEGRAS. Los servicios sanitarios trasladan al Hospital a una de las personas afectadas por el incendio.
    CALLE CUMBRES NEGRAS. Los servicios sanitarios trasladan al Hospital a una de las personas afectadas por el incendio.

Lo que se hizo en el incendio es todo lo contrario de lo que se debe hacer”. La frase es del jefe del Parque de Bomberos de Jaén, Manuel Escudero. Se refiere a la actuación que tuvieron los vecinos afectados por un fuego que causó que cinco personas tuvieran que ser atendidas en el Hospital. “Comprendo que fue una situación dramática y que esa coyuntura fue la que llevó a actuar así, pero tenemos que concienciar a la ciudadanía para que no se repita”, sostiene el máximo responsable del Servicio de Extinción de Jaén. ¿Qué se hizo mal? Fundamentalmente, abrir las ventanas y los balcones del edificio. Lo que eso provocó es que entrara más oxígeno y, por lo tanto, avivó mucho más las llamas, “encendió” la combustión. “Siempre recomendamos confinar el fuego, es decir, tratar de aislar el foco, cerrando puertas y ventanas y tapando todas las ranuras con toallas humedecidas”, explica Manuel Escudero. “Es importante estar agachado en una situación de ese tipo, porque los gases tóxicos tienden a subir”, agrega. El jefe de los Bomberos se refiere, igualmente, a los trabajadores de una empresa de mantenimiento eléctrico que trataron de auxiliar a los afectados. Hay que recordar que aparcaron una furgoneta debajo del piso y colocaron una escalera en el techo. Uno de los vecinos, un varón de casi 200 kilos de peso, perdió el equilibrio al tratar de bajar desde el piso incendiado y golpeó a uno de esos operarios, que resultó herido: “Se agradece toda ayuda, pero hay que dejar trabajar a los profesionales. Los bomberos siempre llegamos a los sitios y tenemos más medios materiales y humanos y, también, más preparación. Lo que se produjo fue una situación de riesgo que pudo acabar muy mal”, señala Escudero.

El responsable del Servicio de Extinción se refiere, igualmente, a la mujer que saltó desde el balcón al verse rodeada por el humo y que se fracturó un tobillo. “Es lo último que se debe hacer. Comprendo la desesperación y es lógico actuar así, pero es importante esperar a los Bomberos y mantener la calma”, concluye Manuel Escudero. La dotación tardó exactamente nueve minutos en llegar al lugar del incendio.

Solo una mujer sigue en el hospital

Cinco personas —cuatro vecinos y el operario de la compañía eléctrica— tuvieron que ser traslados al Hospital. Tres de ellas fueron atendidas por inhalación de humo, mientras que las dos restantes sufrieron diversos traumatismos. Solo la mujer que saltó desde el balcón permanece hospitalizada tras ser operada de una fractura en uno de sus tobillos.