Actualizado
viernes, 25 mayo 2018
22:06
h
URGENTE

Las multas de tráfico llegan a su máximo histórico

Se tramitaron 118.830 denuncias por infracciones en carretera, lo que supone una media de 330 cada día
Ver comentarios
Las multas de tráfico llegan a su máximo histórico
Las multas de tráfico llegan a su máximo histórico

Las multas de tráfico impuestas en la provincia alcanzaron su máximo histórico el año pasado. Nunca antes se habían puesto tantas sanciones en las carreteras jiennenses. Por segundo ejercicio consecutivo, se batió el récord absoluto: se tramitaron 118.830 denuncias a conductores que se saltaron el Código de Circulación, bien de forma involuntaria o bien por simple y llana temeridad. Así se refleja en la estadística oficial de la Jefatura Provincial de Tráfico, que pone de manifiesto que se han contabilizado unas 19.000 multas más que en el ejercicio 2016, cuando se pusieron 97.900 sanciones.

Es verdad que esta tendencia al alza no es exclusiva de la provincia, sino que se está registrando en toda España. Lo que sí sorprende es que el número de infracciones denunciadas no ha hecho más que crecer y crecer en el último lustro. De hecho, en 2013, fueron “cazados” 67.692 conductores. También llama la atención el espectacular crecimiento del último año, que supera el 20 por ciento en términos relativos. Basta con hacer una sencilla división para analizar esta realidad desde otro punto de vista: se impusieron una media de 330 multas de tráfico cada día en las carreteras de Jaén durante el pasado año. ¿Cómo se explica esta situación? Tráfico ha hecho especial hincapié en perseguir determinadas conductas que están detrás de la mayoría de los accidentes. Se realizan campañas específicas de vigilancia y, por lo tanto, se detectan más infracciones. La ecuación, por lo tanto, es muy sencilla.

Lo que no ha cambiado es que el exceso de velocidad vuelve a ser la sanción más repetida en las tablas oficiales de la Jefatura Provincial. Y es que el 75 por ciento de las multas impuestas a lo largo del pasado ejercicio recayeron en conductores que fueron sorprendidos pisando el acelerador más de la cuenta en las carreteras. Hay que tener en cuenta que en esta estadística no se contabilizan aquellos que son denunciados en los cascos urbanos de los municipios. Fueron 90.046 los “fitipaldis” que recibieron la foto que a nadie le gusta. Más de 71.300 fueron “retratados” por alguno de los radares fijos que hay en la provincia. Al resto (unos 18.600) les echaron la foto cuando superaban los límites de velocidad permitido desde un aparato móvil. El dispositivo que más funcionó a lo largo del año 2017 fue el instalado en la Autovía de Granada, en el Puerto Carretero. Hasta octubre, ese cinemómetro había multado a más de 54.000 conductores, es decir, más de la mitad del total de todos los multados por “hundir el pie” en el acelerador. De hecho, ese radar es el segundo que más “trabaja” de toda España. El dato es, cuanto menos, llamativo, porque se trata de uno de los primeros aparatos que se instaló, es decir, que es muy conocido y, además, está bien señalizado.

Tras el exceso de velocidad, la segunda infracción más común en las carreteras de la provincia son las irregularidades relacionadas con la documentación del coche. Esto es, no tener los papeles en regla. Las más frecuentes son no llevar al día la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y carecer del seguro obligatorio. Dos conductas que están relacionadas con la crisis económica. Como curiosidad, la Guardia Civil solo multó a dos conductores profesionales por no respetar los turnos de descanso.

Campañas de fomento del uso del cinturón

Los accidentes de circulación se cobraron la vida de 30 personas en la provincia de Jaén a lo largo del pasado año. 27 murieron en carretera y los otros tres fallecieron en siniestros registrados en casco urbano (los tres fueron motoristas). Se da la circunstancia de que la mitad de los fallecidos no llevaba puesto el cinturón de seguridad. “Es algo que todavía nos sigue sorprendiendo mucho. Estoy seguro de que muchos de estos nueve fallecidos se hubieran salvado si se hubieran abrochado el cinturón”, aseguró Juan Diego Ramírez, el jefe provincial de Tráfico en la última Comisión Provincial. En los últimos años, la Guardia Civil ha puesto en marcha campañas específicas para vigilar el uso de este elemento de seguridad. En 2017, fueron denunciados más de 1.800 conductores por este motivo, lo que supone el cuarto precepto que más se infringió, tal y como se puede apreciar en el cuadro que ilustra esta información.

Otro de los datos que llama la atención de la estadística es que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad multaron el año pasado a 75 peatones por saltarse el Código de Circulación.