Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
20:37
h
URGENTE

La Orden de Santa María dona material al “Materno-Infantil”

Los pobres caballeros de Cristo entregan herramientas escolares al Hospital
  • ESCOLARES. Isabel Pérez y José Luis Ruiz, con la profesora del “Materno-Infantil”, ante un niño.
    ESCOLARES. Isabel Pérez y José Luis Ruiz, con la profesora del “Materno-Infantil”, ante un niño.

En salas decoradas con motivos infantiles, más parecidas a un centro escolar que a un hospital, los pequeños pacientes del “Materno-Infantil” cuidan de su salud lejos de sus compañeros de clase. Reposan un postoperatorio o esperan a que una terapia les ayude a continuar. Cada uno con un motivo, pero con una misma situación: la necesidad de seguir sus estudios, su formación, su aprendizaje. En este sentido, los socios de la Orden de Santa María-Pobres Caballeros de Cristo se unieron para hacer una donación al hospital con la entrega de material escolar por un valor de 700 euros. Lápices, colores, libretas, bolígrafos, minipizarras... todo está ya en manos de los menores que se recuperan en las dependencias sanitarias. “Sabíamos que había necesidad de estos artículos”, expresa el gran maestre de la orden, José Luis Ruiz, quien apunta que su intención es continuar con la colaboración con el “Materno-Infantil”, pues desde el propio centro le han enviado una lista con los artículos necesarios. “Queremos que todos los socios se hagan responsables de estas iniciativas”, apunta Ruiz. Asimismo, recuerda que se trata de una acción que beneficia a niños de muchos puntos de la provincia.

De hecho, aunque el nombre de la orden alude a un colectivo masculino, Ruiz subraya que las puertas están abiertas a todo el mundo, incluidas mujeres. “Nuestro principal motivo es luchar contra las injusticias del mundo actual”, explica.

En concreto, la donación del material escolar al hospital jiennense es de José María Justicia Cortés, miembro de la Orden de Santa María-Pobres Caballeros de Cristo y que, gracias a su implicación, pudo hacer realidad una idea que le rondaba la cabeza hacía tiempo. “Llevaba años detrás de ello, pero fue cuando entré en la asociación cuando se pudo realizar. Me alegro de que este material llegue a los niños del Hospital. Este proyecto era uno de mis sueños, quería ayudarles, porque hacerles felices o robarles una sonrisa por un instante es la mejor satisfacción que uno puede llevar en su corazón”, manifiesta el socio jiennense.

Al igual que indica el gran maestre, Justicia Cortés insiste en que esta idea no quedará en esta solidaria iniciativa. De hecho, asegura que su pretensión es continuar con otros proyectos como ayudar a niños huérfanos y a la asociación de cáncer para la investigación.