Actualizado
miércoles, 21 noviembre 2018
13:45
h
URGENTE

La Justicia anula la sanción a un sindicalista de la cárcel

Considera que Pablo Viedma no faltó al respeto al director de la prisión
Ver comentarios
|
12/09/2018
  • En 2017. Pablo Viedma —el funcionario sancionado y ahora exculpado, José Ramón López y Antonio Hervás, de Acaip.
    En 2017. Pablo Viedma —el funcionario sancionado y ahora exculpado, José Ramón López y Antonio Hervás, de Acaip.

La Justicia ha anulado la sanción impuesta a Pablo Viedma, un sindicalista del Centro Penitenciario de Jaén, por hacer unas declaraciones, en Diario JAÉN, en las que criticaba “el abuso de poder” y las “cacicadas” del director de la cárcel, Juan Mesa. El máximo responsable de la prisión le abrió un expediente y la Dirección General consideró que los hechos eran constitutivos de una infracción grave por desconsideración a un superior. Fue castigado con dos meses de suspensión de su empleo como funcionario y, por lo tanto, de sueldo. Una sanción que cumplió en el verano de 2017.

Viedma, que es representante en Jaén y miembro de la ejecutiva nacional de Acaip, no se quedó de brazos cruzados. Con la ayuda de su sindicato, recurrió el expediente ante los tribunales. La Justicia le ha dado la razón en dos ocasiones. Primero, fue el Juzgado de lo Contencioso número 8 de Madrid; después, la Audiencia Nacional, ya que la Dirección General de Instuciones Penitenciarias decidió recurrir esa primera resolución exculpatoria. La sentencia, que ya es totalmente firme, ordena a la Administración a resarcir económicamente al funcionario Pablo Viedma por los dos meses que estuvo suspendido de empleo y sueldo: “Es una satisfacción enorme, porque considero que se hace justicia. Se limpia mi expediente personal tras casi 26 años en esta institución. Solo puedo dar las gracias a mis compañeros por el apoyo y el cariño recibido a raíz de un un expediente que fue absurdo e irracional, por criticar la gestión en materia de personal de nuestro actual director”, afirma el sindicalista, en un comunicado. Acaip recogió más de 200 firmas de apoyo entre los funcionarios.

La sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, considera que las expresiones vertidas por Pablo Viedma (“cacicada”, “abuso de poder” o “ley del ordeno y mando”) no son constitutivas de una desconsideración a un superior, en este caso el máximo responsable de la cárcel. “Aunque pudieran estimarse desacertadas o desconsideradas, lo cierto es que no alcanzan la entidad suficiente para considerarlas graves”, explica la juez del Contencioso. Y añade: “Son constitutivas de una dura crítica a la gestión del director del Centro Penitenciario de Jaén , dirigida a poner de manifiesto la situación de conflicto existente entre esa dirección y el sindicato Acaip”.

Además de “restaurar” el expediente del funcionario, la sentencia también condena a la Administración a pagar las costas del procedimiento de apelación. “El exsecretario general de Instituciones Penitenciarias (Ángel Yuste) y nuestro gestor vieron la posibilidad de expedientar a un sindicalista para amedrentar, meter miedo y dar ejemplo al resto de la plantilla del centro”, concluye Pablo Viedma, que se piensa asistir al acto institucional con motivo del día de La Merced.