Actualizado
sábado, 23 septiembre 2017
11:01
h
URGENTE

La capital vive la madrugada más abrasadora de España

La ciudad registra la temperatura más elevada de todo el país
|
16/07/2017
  • TERRAZA. Una pareja disfruta de unos refrescos en la terraza de la Avenida de Andalucía.
    TERRAZA. Una pareja disfruta de unos refrescos en la terraza de la Avenida de Andalucía.
Las cifras
34,1º
Es la temperatura que registró a la 01:00 la Agencia Estatal de Meteorología en la capital jiennense.
30,4º
Villanueva de Córdoba otorga a la provincia el segundo puesto andaluz con la temperatura superior.
30,1º
Ciudad Real registró más de 30 grados a las 01:00 horas, el punto más cálido fuera de Andalucía.

Una noche infernal. Es como describe la mayoría de jiennenses las horas nocturnas de la madrugada del sábado, en el que intentaron dormir de forma menos que más satisfactoria. Aires acondicionados, ventiladores y abanicos fueron los mejores compañeros de cama de los residentes en el mar de olivos, donde los 30 grados se quedaron anclados en los marcadores hasta las tres. En diferentes puntos de la ciudad el aire cálido proveniente del desierto de Argelia empeoraba la sensación térmica, acompañado con rachas de viento de 35 kilómetros por hora y una humedad en el ambiente del 13 por ciento. Las horas nocturnas no fueron ningún alivio, pues los ideales 22 grados para dormir recomendados por los expertos no llegaron en toda la noche. La mínima fue de 24,7 grados a las siete de la mañana de ayer, que en apenas 3 horas volvía a subir hasta los 28 y para las 11 de la mañana superaban los 30 grados.

Santa Elena, Linares y Bailén fueron los municipios que siguieron en los datos registrados en los termómetros a la capital, con 33 grados al filo de la medianoche. Villanueva del Arzobispo marcaba 32,8 grados al a misma hora, mientras que Baeza, Cazorla, Torres y Villarrodrigo superaban los 31 hasta la una de la madrugada, momento en que la capital registraba su máxima.

Otros pueblos, como Alcalá la Real o Andújar, no se quedaban atrás, con más de 30 grados a las once de la noche, un momento habitualmente pensado para “tomar la fresca” pero que, en esta ocasión, los ciudadanos se veían forzados a continuar en el interior de sus casas, con las ventanas cerradas y las persianas bajadas, a la espera de que las horas previas al amanecer trajera alguna brisa más agradable.

El insoportable calor fue la compañía nocturna de los jiennenses, que continuó en unos registros peligrosamente superiores a lo recomendado para el reposo hasta altas horas de la mañana. No fue hasta las 2 o las 3 de la madrugada que el mercurio descendió de los 30 grados, que, sin embargo, no sirvieron de mucho consuelo para los sufridos ciudadanos, pues las mínimas no se alcanzaron hasta poco después de la salida del sol, con un registro más “normal”, como 22 grados en Alcalá la Real o 21 en Andújar.

Según la Agencia Estatal de Metereología y los colchones de los jiennenses, las horas nocturnas tampoco variaron mucho, aunque se nota una ligera caída de las temperaturas generalizada. La Aemet recuerda que la provincia continúa en alerta naranja aunque la ola de calor concluye hoy de forma oficial. Los termómetros rozan de nuevo los 40 grados al filo de las 4 de la tarde y las mínimas son de 24 grados. Entre las 12 del mediodía y las ocho de la tarde se recomienda no salir al exterior a menos que sea necesario, y buscar lugares donde protegerse de los rayos solares, pues los índices ultravioleta se encuentran “muy altos”. La previsión para Andújar es de 43 grados de máxima, la más alta del mar de olivos, seguido de Linares, con 42. Municipios como Cazorla o Alcalá la Real rondará los 38 grados de máxima en las horas de insolación más intensa. La temperatura desciende ligeramente y los aires acondicionados podrán descansar, al menos por unas noches.

Las previsiones para la próxima semana anuncian un alivio térmico, sobre todo a partir del miércoles. Los valores registrados en la provincia volverán a ser más próximos a la media habitual del mes de julio.