Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE

La Agencia Tributaria se va de la Plaza de la Constitución

Hacienda busca sede provisional mientras que reforma su edificio
  • EN OBRAS. Edificio de la Delegación de Hacienda visto desde la Plaza Deán Mazas, donde ya se aprecian los trabajos que se realizan en su interior.
    EN OBRAS. Edificio de la Delegación de Hacienda visto desde la Plaza Deán Mazas, donde ya se aprecian los trabajos que se realizan en su interior.

Los trabajadores de la Agencia Tributaria de Jaén tienen la “maleta medio hecha”. Hacienda se va de la Plaza de la Constitución. No obstante, será un cambio provisional, ya que la idea es que vuelva en cuanto que someta a su edificio a una remodelación integral, que le llevará, posiblemente, más de un año. La reforma del impresionante inmueble de la Plaza de la Constitución comenzó a principios de año, pero ha llegado el momento en el que las obras son totalmente incompatibles con el funcionamiento diario de la agencia que se encarga de la recaudación de los impuestos. Por eso, no le queda otro remedio que cerrar y marcharse a otro lugar, que aún no está definido.

Sin embargo, por ahora se ha tomado la decisión de detener los trabajos y esperar hasta el 1 de julio para la salida definitiva. “Ahora se desarrolla la campaña de la Renta, por lo que para no causar problemas a los contribuyentes y molestar lo mínimo a los trabajadores de la Agencia Tributaria de Jaén, hemos decidido esperar hasta julio. Entonces, ya habrá acabado el plazo para presentar las declaraciones y las instalaciones estarán algo más tranquilas para comenzar con la mudanza”, explica el subdelegado del Gobierno de España en Jaén, Juan Lillo.

Asimismo, continúa: “Se trata de un edificio que tiene un gran valor, por lo que la idea es reformarlo y que la Agencia Tributaria vuelva. En cambio, se ha quedado anticuado en algunos aspectos que son necesarios para la gestión de los tributos, como la accesibilidad a todas las zonas y la seguridad. También necesitamos mejorar el servicio de cita previa y los puestos de los trabajadores para adaptarlos a las necesidades actuales”, continúa Juan Lillo.

El tiempo. El Gobierno de España asegura que espera hacer la mudanza muy pronto desde la Plaza de la Constitución a otro lugar, que, precisamente, todavía no se ha concretado. “Hemos visto tres ocupaciones donde se podría desarrollar el servicio con total normalidad, pero hay que esperar a lo que dicen los técnicos. No solo hay que manejar cuestiones de espacio, sino también de seguridad, de conectividad para los datos y queremos que también sea una zona en la que no resulte complicado el aparcamiento para los ciudadanos que acudan para realizar alguna gestión”, dice el subdelegado.

En principio, el plazo establecido de ejecución de los trabajos que requieren el desalojo del inmueble sería de doce meses. De ahí que se contemple el cierre desde julio de este año hasta el mismo mes del año que viene. No obstante, una obra siempre puede generar imprevistos, por lo que se desea buscar una ubicación que tampoco “apriete” en el tiempo o, lo que es lo mismo, en la que Hacienda se pueda quedar un tiempo más si resulta necesario debido a que surjan imprevistos en los trabajos que dilaten los plazos establecidos.

Se trata de un edificio singular, que siempre ha sido sede de Hacienda. Se construyó en 1930 para recaudar impuestos durante la Segunda República y sirvió para partir en dos la antigua Plaza del Mercado, que hoy son Deán Mazas y la Plaza de la Constitución. De hecho, fue un encargo de un alto cargo del Ministerio de Hacienda, que era Jerónimo Bujeda. Ya hubo un intento municipal de derribarlo para recuperar la antigua plaza, que quedó en una anécdota por la firme oposición que encontró. Ahora se reforma para adaptarlo a los nuevos tiempos y que vuelva a ser lo que siempre fue y para lo que se concibió: la casa para recaudar los tributos.

La Cámara quiere alquilarle el Vivero, pero necesita el permiso de la Junta

La Cámara de Comercio e Industria —atenazada por las deudas y con un aluvión de embargos que la han dejado hasta sin electricidad— “mueve ficha” y busca un acuerdo que le permita unos ingresos. El presidente, Manuel Barrionuevo, asegura que los técnicos de la Agencia Tributaria ya han visitado el Vivero de Empresas para utilizarlo como sede de la Delegación de Hacienda mientras que duran las obras en la Plaza de la Constitución. “Tenemos un preacuerdo con Hacienda para que se bajen aquí. La Cámara se quedaría con una oficina de 60 metros cuadrados, que nos valdría para dar servicios a los empresarios hasta que consigamos poner en marcha el edificio del Polígono de Los Olivares”, afirma el presidente. Asimismo, indica que el preacuerdo establece un alquiler por dos años, que comenzaría en julio, aunque se podría prorrogar trimestre a trimestre cuando pasaran los 24 meses.

Para conseguir el acuerdo, la Cámara ha pedido permiso a la Consejería de Comercio, que le tiene que dar el visto bueno. Ahora, los trabajadores detallan cómo quedarían las nuevas instalaciones de la Cámara, ya que la Junta le ha pedido un informe completo antes de determinar si le da permiso o no.