Actualizado
sábado, 17 noviembre 2018
17:18
h
URGENTE

Juzgan a un acusado de agredir a golpes y con palas a los caballos a los que herraba

La Fiscalía reclama una condena de ocho meses de prisión
  • A JUICIO. Fotograma de las cámaras de seguridad en el que se aprecia cómo golpeaba al caballo con una pala.
    A JUICIO. Fotograma de las cámaras de seguridad en el que se aprecia cómo golpeaba al caballo con una pala.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Jaén acoge hoy el juicio contra hombre, herrador de profesión, acusado de agredir a los caballos del picadero de Úbeda en el que trabajaba. Las cámaras de seguridad de la instalación grabaron cómo un hombre golpeaba a los animales a puñetazos, con una pala de obra o, incluso, con un martillo. Presuntamente, ese hombre es Antonio T. N., para el que la Fiscalía reclama una condena de ocho meses de prisión. Fueron los propietarios de los equinos los que decidieron hacer públicas las imágenes a través de las redes sociales.

Los hechos se remontan al mes de junio del año 2016. Los propietarios de los caballos notaron que sus animales tenían un comportamiento muy poco habitual. Estaban huidizos y se mostraban especialmente esquivos ante la presencia del herrador. Un hecho muy extraño que les hizo desconfiar. Así que revisaron el contenido de las cámaras de vigilancia del picadero y comprobaron cómo, presuntamente, Antonio T. N. golpeaba a los equinos. Según se aprecia en diferentes grabaciones, les asestaba puñetazos, patadas en los testículos y golpes con herramientas, como palas, porras o martillos.

Los dueños presentaron una denuncia ante la Guardia Civil, que detuvo al herrador el 20 de julio de 2017, como presunto autor de un delito de maltrato animal. La Fiscalía describe tres episodios en los que el acusado pegó a los animales. Uno de ellos sufrió lesiones en la boca. Otro padeció un cólico, que requirió asistencia sanitaria. Antonio T. N. se enfrenta a una petición de 8 meses de prisión e indemnizaciones que suman unos 1.500 euros para los tres propietarios afectados. El acusado, en principio, niega los cargos y pide al tribunal la libre absolución con todos los pronunciamientos favorables. [R. A.]