Actualizado
viernes, 17 noviembre 2017
20:07
h
URGENTE

JeC, el PSOE y UGT suben la presión a Autobuses Castillo

Moción conjunta que exige a la empresa que se retracte tras criticar a la plantilla
  • unidos. Manuel Fernández Palomino, Matilde Cruz, Elvira Ramírez y Manuel Montejo, al registrar la moción.
    unidos. Manuel Fernández Palomino, Matilde Cruz, Elvira Ramírez y Manuel Montejo, al registrar la moción.

Madrugadores, poco después de las nueve de la mañana, los portavoces de PSOE y Jaén en Común, Manolo Fernández y Manuel Montejo, acompañado por las concejalas Matilde Cruz y Sara Martínez, y la Secretaria de Servicios y Movilidad de UGT, Elvira Ramírez, acudieron al registro del Ayuntamiento para presentar una moción conjunta dirigida a la empresa concesionaria del servicio de transporte urbano, Autobuses Castillo. El tercero de los acuerdos propuesta busca que el Ayuntamiento, en la próxima sesión de la Comisión Informativa Municipal de Transparencia, Control y Fiscalización de Empresas Concesionarias, reclame a la empresa que se “retracte de las gravísimas acusaciones” que, precisamente, se vertieron en este órgano el pasado 23 de octubre. En aquella ocasión, la concesionaria justificó el uso de los tornos al entender que algunos empleados robaban. Antes de ese día, JeC había aireado un informe de la Inspección Técnica de Vehículos que dejaba claro que el sistema de control era ilegal; después, denunció su uso ante la Dirección General de Tráfico, que le dio la razón, y, el lunes, el Ayuntamiento, conocedor de este dictamen, dio de plazo hasta el 1 de diciembre para la eliminación de los tornos.

Con esta maniobra, los dos partidos de la oposición aumentan su presión contra Autobuses Castillo, con el respaldo de UGT. Y es que en la iniciativa que impulsan, solicitan que la Administración local se comprometa a una mejora sustancial del transporte urbano, para lo que solicitan una mayor fiscalización de la firma adjudicataria. Además, urgen al Gobierno local a que elabore un estudio sobre las condiciones laborales del personal, en colaboración con sus representantes sindicales, por si existe algún incumplimiento de la legislación laboral vigente. Y es que, en la exposición de motivos de la moción, se recuerda que los conductores y el resto de trabajadores perciben, de media, 450 euros menos que los que tienen un puesto similar en las otras capitales andaluzas. A esta “regañina” a tres manos, se une, en forma de moción, otra que impulsa el PSOE en solitario, que también fue registrada ayer en el Ayuntamiento. El partido del puño y la rosa, que se basa en el informe del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Jaén sobre el servicio, propone que se aumente la flota de autobuses de la ciudad, menor ahora que hace 12 años, que se adquieran microbuses para facilitar el proceso de peatonalización, que se acometa, de una vez por todas la auditoría de las cuentas de la empresa aprobada en pleno hace un año, pero que, recuerdan, el PP no se decide a ejecutar, y que se implante un bono de transporte joven durante todo el año, ya que, actualmente, denuncian, no está operativo más que de lunes a viernes, solo en época escolar.

Queda por vez que votarán el PP, que tiene la mayoría en la Corporación, y los tres concejales no adscritos, aunque hay precedentes de mociones, aprobadas por unanimidad, en las que se aprietan las tuercas a Castillo. Eso sí, para desesperación de la oposición, estos acuerdos no se cumplen.

cerco de la oposición a la adjudicataria

Las críticas socialistas contra el modo en el que Autobuses Castillo gestiona el transporte urbano en la capital son un clásico y, tras su entrada en la Corporación, a raíz de las últimas elecciones muncipales, Jaén en Común se suma a este cerco. Suyo es el mérito de haber llevado, ante la Justicia, tras haber acudido a la DGT, el uso de los polémicos turnos.