Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
13:47
h
URGENTE

Jaén despide a 126 niños refugiados saharauis tras pasar unas “Vacaciones en Paz”

|
30/08/2017

Ciento veintiséis saharauis refugiados se despiden un año más de la provincia de Jaén para volver a los campamentos de Tinduf (Argelia) tras haber disfrutado del programa Vacaciones en Paz durante los últimos dos meses. Los pequeños parten hoy 30 de agosto a las 18:30h desde la explanada de la Cruz Roja en Jaén y desde el colegio Juan Pasquau de Úbeda. Se prevé que su avión salga desde el aeropuerto de Málaga sobre las 23 horas rumbo a los campamentos de refugiados, donde sus familias ya les esperan impacientes y deseosos de reencontrarse.

La Asociación de Apoyo al Pueblo Saharaui de Jaén recibió este verano a 72 niños y la Asociación de Amigos del Sáhara Libre de Linares a 45, de un total de casi 1300 niños que disfrutaron estos meses del calor de las familias de acogida en Andalucía. Los pequeños llegaron con el propósito de paliar las necesidades básicas sanitarias y alimenticias, muy deficientes en los campamentos. Con este fin se hicieron controles médicos y se revisó sus cartillas de vacunación.

Ahora, tras dos meses intensos en los que familias y menores disfrutaron de la playa, la piscina, ferias, juegos y sobre todo del calor familiar, los pequeños parten a los campamentos con sus familias biológicas, donde pese a las precarias condiciones de vida ya están deseosos de volver para reencontrarse con los suyos.

A lo largo del verano las familias de acogida, que han organizado diversas actividades lúdicas durante el año para recaudar el dinero necesario para sufragar los gastos del viaje de los pequeños, disfrutaron de diversas actividades y convivencias para los niños en las que se afianzaron más aún los lazos de unión.

El programa Vacaciones en Paz se viene desarrollando en la provincia desde 1992 como respuesta al exilio que la población saharaui sufre lejos de su país. Durante los últimos meses organizaciones internacionales han denunciado la escasez de ayuda humanitaria en los campamentos de Tinduf, y la población saharaui se queja de la poca iniciativa de la comunidad internacional para resolver un conflicto que les mantiene desde hace 40 años en el exilio.