Actualizado
martes, 20 noviembre 2018
23:16
h
URGENTE

Italia produce menos aceite y lo busca en la provincia

Importadores transalpinos necesitan producto para cubrir sus necesidades
  • CALIDAD. Un catador vierte aceite para degustarlo.
    CALIDAD. Un catador vierte aceite para degustarlo.
Las cifras
60%
Es el descenso en la producción en Italia en la campaña 16/17. La previsión es que la cosecha se recupere.
3,8
Precio medio del aceite de oliva en el mercado de origen. La cotización se mantiene estable.
1
Millón de toneladas que necesita Italia para cubrir su demanda interna y sus exportaciones.

Los olivareros de Jaén están viviendo un año especialmente feliz. La provincia tuvo una cosecha de aceite considerada media, que se materializó finalmente en 503.000 toneladas de aceite. Mientras tanto, otros países productores “pincharon”, lo que hizo que la demanda del “oro líquido” creciera y que, por lo tanto, se mantuviera estable una cotización por encima de los umbrales de la rentabilidad. En Italia, uno de los históricos competidores del aceite español, la cosecha fue especialmente baja, con un descenso de la producción del orden del 60 por ciento. Este mal dato obligó a los industriales del país transalpino a tener que buscar en otros mercados los aceites para cubrir sus necesidades interiores y, también, con vistas a la exportación. Y en ese panorama han vuelto a girar su mirada hacia Jaén, donde todavía hay aceite que poder comprar.

Los datos demuestran que la industria italiana ha comprado más aceite de oliva español que nunca. Sobre una exportación total de España cercana a las 900.000 toneladas, esta campaña los italianos han adquirido más de 400.000, una cifra considerada récord por el sector. Hay que tener en cuenta que el mercado interno del país transalpino tiene una demanda media de 600.000 toneladas y exporta otras 400.000. Es decir, necesita un millón de toneladas para cubrir sus necesidades. Este año solo ha producido 150.000 toneladas. Necesita más aceite, pero también tiene menos mercado donde comprarlo. El principal vuelve a ser Jaén. La llegada de los italianos fue notable en la primera mitad de la campaña. En abril subieron las exportaciones un 29 por ciento. Ahora, los importadores transalpinos vuelven a la carga y en el sector están expectantes por este nuevo desembarco. Las fuentes consultadas explican que, a partir de esta semana, está prevista la llegada a Jaén de numerosos operadores de ese país que buscan abastecerse de cara a las próximas semanas. Su presencia en Jaén no es un asunto baladí, porque marca tendencia a la hora de fijar los precios, tal y como ha quedado demostrado en ejercicios anteriores. Si hay demanda, lógicamente la cotización se mantendrá estable e, incluso, puede que repunte debido a que el enlace entre cosechas será corto y queda poco aceite en las bodegas. No obstante, la Junta entiende que no deben producirse tensiones en los precios en esta recta final de la campaña. Si se mantiene el ritmo actual de salidas en el entorno de las 100.000 toneladas de aceite de oliva al mes, el enlace entre campañas se quedará alrededor de las 200.000 toneladas. Esta cantidad no hace vislumbrar rebajas en el precio, al menos a corto plazo.

Con las luces largas, el panorama que se ve puede ser distinto. Las previsiones hablan de que los olivares nacionales tendrán una cosecha más corta y que habrá más producción en el resto de países. El aforo internacional dice que el mundo se recuperará y volverá a tener una cosecha bastante interesante, mientras que España bajará.