Actualizado
lunes, 12 noviembre 2018
21:28
h
URGENTE

Italia adelanta a España en el consumo de aceite de oliva

El desplome del mercado interior genera un sorprendente cambio de tendencia
Ver comentarios
|
09/09/2018
  • MERCADO OLIVARERO. Dos garrafas de aceite de oliva listas para el consumo.
    MERCADO OLIVARERO. Dos garrafas de aceite de oliva listas para el consumo.

Italia adelanta a España en el consumo de aceite de oliva. El mercado nacional, una vez más, ha vuelto a ser tremendamente sensible a la evolución de los precios del producto. Si el “oro líquido” eleva su cotización, los españoles compran menos o, incluso, se cambian al girasol. Esto ha hecho que Italia se haya convertido en el país del mundo en el que más aceite de oliva se ha consumido, pese a que se trata de un Estado que tiene una cosecha anual muy similar a la de la provincia jiennense o, lo que es lo mismo, que necesita importar producto para servirlo a sus consumidores en los establecimientos de alimentación.

El Boletín de la Unión Europea indica que el consumo en Europa es de 1.543.600 euros. Sorprendentemente, Italia es el país donde más aceite se ha vendido en las tiendas y supermercados. Allí se han adquirido 560.700 toneladas frente a las 470.000 toneladas que se han comercializado en España, donde el consumo interno ha sido un auténtico desastre durante este año, principalmente, motivado por la sensibilidad que existe en lo hogares ante el incremento de la cotización del producto. Hay quienes compran menos y otros hasta se cambian al girasol.

Si se compara con el año anterior, en Europa se consumieron 1.413.600 euros. Entonces, España, como era habitual, sí que fue el principal productor y consumidor de aceite de oliva, con 454.400 toneladas frente a las 438.900 que se vendieron en Italia. No obstante, España no fue el único país en el que se perdió consumo. Grecia, con 105.000 toneladas; Portugal, con 70.000; y Francia, con 109.000, toneladas también restaron cuota de mercado. En realidad, la cosecha ha venido más corta, por lo que se produce un ajuste entre la oferta y la demanda a través del precio. No obstante, el crecimiento del consumo en Italia y la caída en los otros países denota la realidad de que el consumidor italiano está bastante más acostumbrado a la variación de los precios del aceite de oliva y, concretamente, a las subidas.

Las importaciones. El Boletín de la Unión Europea también pone de relieve una cuestión lógica en función de cómo evoluciona el mercado. Si Italia lucha “mano a mano” con España en los mercados internacionales y tiene un consumo más alto en su mercado interior, si su cosecha es bastante similar a la de la provincia de Jaén, está obligada a comprar mucho zumo de la aceituna del extranjero. Por eso, se erige como el principal país comprador de producto durante esta campaña.

Italia ha adquirido fuera 519.000 toneladas de zumo de aceite de oliva —su consumo interno fue de 560.700 toneladas—, lo que da una idea de su actividad importadora. España, en cambio, trajo de otros países alrededor de 129.900 toneladas. La mayor parte del aceite de oliva importado se hizo desde la propia UE, con 856.100 toneladas, mientras que las 157.900 toneladas restantes llegaron de terceros países. La mayoría viene de Túnez, con el que existe un acuerdo de compra preferente, ya que hay dos contingentes que no tienen que cumplir con el trámite de los aranceles. No obstante, el volumen de exportaciones en la Unión Europea fue el más bajo de los últimos cuatro años.

Se espera un sobrante de 316.000 toneladas

La Unión Europea considera que el sobrante después de la campaña de comercialización de aceite de oliva rondará las 316.000 toneladas en España. A esto hay que sumar las que se quedarán en el resto de país, por lo que se estima que, al final, a Europa le sobrarán alrededor de 429.600 toneladas. Respecto al año anterior, existirá más “stock” en Europa, ya que entonces hubo 322.500 toneladas. En cambio, en España existirá una cantidad bastante similar, ya que el pasado año se registraron 305.000. Se espera que la recolección de la campaña de la aceituna comience más tarde debido a la demora que se ve en la cosecha. De ahí que el “stock” será determinante durante los primeros meses.

Hay 577.300 toneladas que se van fuera de Europa

La mayor parte del zumo de la aceituna se consume dentro de las fronteras de la Unión Europea. De hecho, el boletín indica que 961.300 toneladas que los Estados envían fuera de las fronteras, al final, se quedan dentro de otros países de la propia Unión. No obstante, también existe una cantidad que sale del mercado común rumbo a otros destinos, como EE UU, China, Brasil o la India. Son 577.300 toneladas. Una vez más, España ha capitaneado las exportaciones de producto dentro de Europa y también fuera. Si no llega a ser por esta actividad, la comercialización hubiera sido un auténtico desastre, ya que el mercado interior ha consumido poco producto.