Actualizado
domingo, 26 mayo 2019
00:15
h
URGENTE

Investigado por hacerse pasar por montador de cocinas para estafar

Hay 13 casos de personas a los que pedía adelantos
Ver comentarios
|
14/05/2019
  • PESQUISAS. Un guardia civil realiza gestiones de investigación.
    PESQUISAS. Un guardia civil realiza gestiones de investigación.

La Guardia Civil investiga a un vecino de la capital, de 33 años, como presunto autor de un delito continuado de estafa. Presuntamente, se sirvió de las redes sociales para anunciarse como montador de cocinas, lo que le permitía captar clientes a los que realizar presupuestos falsos y cobrar adelantos. Por el momento, se han detectado 13 casos tanto en la provincia de Jaén como en Granada, Córdoba, Almería, Castellón y Toledo.

Según informa la Comandancia, la investigación se abrió al recibir la denuncia de un vecino de Martos, en la que comunicaba haber sido víctima de un fraude. En la denuncia señalaba que había solicitado un presupuesto para la instalación de mobiliario de cocina a un instalador con el que había contactado por internet. Después de tomar medidas para los muebles, redactó un presupuesto y pidió a la víctima una cantidad de dinero en concepto de garantía. El cliente denunció cuando vio que pasaban los días y no podía contactar con el supuesto instalador.

Con la investigación abierta, la Guardia Civil pudo comprobar que el investigado se anunciaba a través de redes sociales y páginas de internet ofreciendo servicios como montador de cocinas. Realizaba presupuestos falsos y cobraba una parte por adelantado, con cantidades que oscilan entre 600 y 1.500 euros. Cuando en los foros de internet, se producían comentarios, advirtiendo de un falso montador de cocinas, cerraba la página y abría otra, cambiando constantemente de teléfono móvil, para dificultar su localización.

Al investigado se le imputan 13 delitos de estafa, de los que tres fueron cometidos en la localidad de Bailén; uno, en Martos; dos, en Segura de la Sierra; uno, en Jaén; uno, en Baeza; uno, en Huelma; uno, en Villaluenga (Toledo); uno, en Torreblanca (Castellón); uno, en Hornachuelos (Córdoba); uno, en Purullena (Granada); y uno, en Roquetas de Mar (Almería).