Actualizado
martes, 20 noviembre 2018
20:28
h
URGENTE

Interceptado un “mulero” con 100 kilos de marihuana

La Guardia Civil sorprendió al transportista en una gasolinera de Campillo
Ver comentarios
|
17/07/2018
  • INVESTIGADO. El hombre fue puesto a disposición de la autoridad judicial, que decretó su puesta en libertad con cargos.
    INVESTIGADO. El hombre fue puesto a disposición de la autoridad judicial, que decretó su puesta en libertad con cargos.

L a Guardia Civil ha detenido a un hombre que fue interceptado cuando realizaba un porte de más de cien kilos de marihuana desde Málaga hasta Jaén. Se le acusa de un delito contra la salud pública. El varón, al que no le constan antecedentes hasta ahora, fue arrestado en un área de servicio de la Autovía A-44 (Bailén-Granada), ubicada en el término municipal de Campillo de Arenas. Ayer, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Jaén, en funciones de guardia durante esta semana. El magistrado Miguel Sánchez-Gasca lo puso en libertad con cargos, al considerar que no existe riesgo de fuga, ya que cuenta con domicilio conocido.

La detención se produjo en la tarde del pasado domingo. El hombre entró en una de las gasolineras de la autovía para hacer un descanso. Allí se topó con una patrulla de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Jaén. La pareja de agentes notó una actitud sospechosa en el conductor del vehículo. El hombre se mostró nervioso y huidizo al ver a los guardias. Entonces, los funcionarios le requirieron para que abriera el maletero de su vehículo. No les falló el olfato. En el interior del coche, los agentes encontraron varias bolsas de marihuana, ya seca. En total, unos cien kilos de “hierba”. Inmediatamente, fue detenido y trasladado a los calabozos de la Comandancia, como presunto autor de un delito contra la salud pública.

Las fuentes consultadas explican que el arrestado es un “mulero”. Con esa palabra se conoce en el argot a la persona que hace un porte de droga a cambio de dinero. El hombre aportó pocos detalles sobre su viaje. Tan solo dijo que lo había emprendido en su Málaga natal, cuando personas que no identificó le entregaron el automóvil. Añadió que el destino era Jaén, aunque no supo concretar el lugar exacto. Explicó que una vez que llegara a la capital jiennense, recibiría una llamada de teléfono con las instrucciones.

El transportista fue interrogado por el magistrado Miguel Sánchez-Gasca, que decidió dejarlo en libertad con cargos. El vehículo utilizado y la droga han quedado a disposición de la autoridad judicial.

Los nervios delataron al “mulero”

El detenido se puso muy nervioso cuando se percató de la presencia de una patrulla de la Guardia Civil en el mismo área de servicio en la que él entró para descansar. Intentó esquivar a los agentes y se mostró huidizo. Su actitud le delató. Los funcionarios saben que los nervios son uno de los síntomas evidentes de la comisión de un delito. Por eso, le pidieron inspeccionar el maletero del vehículo. Fue allí donde hallaron los 100 kilos de marihuana.