Actualizado
sábado, 17 noviembre 2018
17:18
h
URGENTE

Inicio “oficial” templado de las rebajas en la capital

Los comercios advierten la caída del consumo a lo largo del tiempo desde la liberalización de precios en 2012
|
02/07/2017
  • OFERTAS. Una mujer mira entre las camisetas de una tienda.
    OFERTAS. Una mujer mira entre las camisetas de una tienda.

Esto no es lo que era”, se escucha en varios comercios de la capital del Santo Reino. Tanto clientes como encargados, desde dependientes hasta los visitantes que solo van a “curiosear”, advierten la desaparición de la clásica “masa” que se encontraban antes los ciudadanos a las puertas de los establecimientos a partir del 1 de julio.

En la calle Madre Soledad Torres Acosta, unas clientas comentan, en la recorrido de una tienda a otra, la “tranquilidad” que se respira en el interior. Además del centro de la ciudad, otro de los puntos neurálgicos del consumo es el Centro Comercial la Loma, donde el movimiento es más “intenso”. Francisca Román, encargada de la tienda PuroEgo, ha venido desde Úbeda para “reforzar” la de Jaén. Explica que en su comercio comenzaron los descuento el día 23 de junio. “En general, en las tiendas nos adelantamos tanto a la fecha oficial de rebajas que la gente ya no muestra la sorpresa de antes”, afirma, y añade: “La dinámica de las promociones que se hacen durante todo el año también afecta a estos días, pues la gente no necesita los precios especiales como antes”. “Las rebajas no son lo que eran”, resume, un sentimiento que comparten en otros negocios. No hay más que echar un vistazo a los grandes comercios para confirmarlo. “Me acuerdo de las colas interminables que se formaban antes para cobrar, mientras una persona se encarga en exclusiva de recoger la ropa y otra para cobrar, ahora esa dinámica se ha perdido”, recuerda Román.

Los carteles en rojo que muestran los descuentos también han cambiado con el tiempo. Antes lo habitual era comenzar con descuentos de un veinte por ciento y ascender con el paso de los días. Sin embargo, ahora la oferta inicial es “más fuerte”, con bajadas de hasta un 50 por ciento y en apenas dos semanas volverá a caer en muchos establecimientos en hasta un 60 por ciento. El consumismo por consumismo, al parecer, ha dado paso a un gasto más reducido o más extendido durante los meses estivales. Aunque la fecha oficial del fin de rebajas es el 31 de agosto, muchos clientes saben que “a posteriori” volverán a encontrar descuentos en varios artículos gracias a la liberalización de precios de 2012, lo cual ha convertido las rebajas en “un día más”.

“Ya no está el ‘boom’ que existía antes”
idcon=12831696;order=10

“Se nota gente y ambiente, pero ya no es el ‘boom’ que había antes cuando empezaban las rebajas el día 1”. Montse Luque, dependienta en una tienda de bikinis, medias y calcetines, describe que desde el 30 de junio los días han sido “tranquilos”. “Todavía hay tallas de todos los artículos y es fácil encontrar lo que se busca a buen precio, la gente lo sabe y va a su ritmo”.

“Hacer las compras por internet es mejor”
idcon=12831692;order=14

Verónica Porcel viajó desde Martos para “echar un vistazo” por las promociones que le ofrecen los establecimientos de ropa. Busca, sobre todo, bolsos y calzado. Ya ha realizado su primera compra pero no en una tienda física. “He pillado las rebajas en la web y he comprado alguna cosa”, afirma, y añade: “A veces internet es mejor, más cómodo y también rápido”.

“Hasta el día 1 la gente no se mentaliza”
idcon=12831688;order=18

El establecimiento donde trabaja Alejandro Pérez adelantó la fecha de las promociones hace una semana. “Se ha notado una subida de la gente, pero ya no es lo que era”, cuenta. Según Pérez, de todas formas, la gente todavía espera a la “oficialidad” de las rebajas para “echarse a la calle”. “Hasta que no llega el día 1 de julio muchos no están mentalizados”.

“Los descuentos no nos afectan mucho”
idcon=12831684;order=22

José Alcázar no ha ido fue a los comercios, en principio, por las promociones. “Ha coincidido que es el cumpleaños de mi amigo y, por las fechas, aprovechamos los descuentos, pero no es la razón por la que compramos”, asegura. Sus artículos para estos días de descuento suelen ser tecnológicos, sobre todo en la red. “Miro mucho en internet y comparo los precios”.

Bajan los precios, pero no los derechos

La presidenta de la Federación Tres Morillas Al Andalus, Marta Martínez, recuerda “que bajen los precios no significa que bajen los derechos del consumidor”. Desde la asociación recuerdan que estos días de descuentos reciben multitud de consultas, sobre todo las relacionadas con las devoluciones de los artículos adquiridos. Martínez asegura que cada establecimiento tiene su propia política a la hora de que el cliente se “arrepienta” de su compra. “Un comercio no tiene la obligación de devolver el dinero, depende de su normativa en particular, a menos que tenga una tara o esté roto”, advierte, y añade que lo importante es que esta política se mantenga tanto en temporada de descuentos oficial como durante el resto del año. Desde la federación recomiendan leer con atención el ticket de compra y las indicaciones que aparecen detrás, con las opciones de devolución, las fechas límite y los contactos para consultar cualquier duda que tenga.