Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
22:47
h
URGENTE

Identifican a los sospechosos de las pintadas en el Museo

La Policía investiga si han realizado más actos vandálicos similares
  • EL 2 DE OCTUBRE. Las pintadas fueron efectuadas en una de las fachadas del edificio del Museo Íbero y fueron limpiadas al día siguiente.
    EL 2 DE OCTUBRE. Las pintadas fueron efectuadas en una de las fachadas del edificio del Museo Íbero y fueron limpiadas al día siguiente.

La Policía Nacional ha logrado poner caras y nombres a los presuntos autores de las pintadas que aparecieron en una de las fachadas del Museo Internacional de Arte Íbero. Agentes de la Brigada Provincial de Información de la Comisaría han identificado a dos chicas, de 22 y 20 años, y a un chico, de tan solo 17, como las tres personas que, en la madrugada del pasado 2 de octubre, realizaron estos actos vandálicos. En concreto, dibujaron varios lemas a favor del referéndum ilegal convocado por la Generalitat: “Cataluña no estás sola” o “Votar no es delito” fueron algunos de los lemas garabateados en la pared lateral del inmueble, en concreto, la que da a la avenida Eduardo García Maroto (antigua Muñoz Grandes). Las pintadas, además, llevaban su firma: el símbolo de la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE), junto con el símbolo de la hoz y el martillo.

Se da la circunstancia de que los presuntos autores de los hechos estaban identificados, prácticamente, desde el minuto uno. Fue uno de los vigilantes de seguridad del futuro Museo Íbero —todavía no ha sido inaugurado— el que observó a través de las cámaras de control cómo tres jóvenes se encontraban realizando los garabatos en una de las fachadas del edificio. Salió de su garita y avisó a la Policía Local. Según consta en la investigación, cuando los agentes llegaron los chicos ya se habían marchado del lugar. Así que realizaron una batida por los alrededores. El vigilante les había facilitado una descripción muy exacta de los tres jóvenes que había visto en las imágenes del circuito cerrado de televisión. Pocos minutos después, los funcionarios localizaron a las personas que, presuntamente, realizaron las pintadas. Procedieron a su identificación y a realizarles un cacheo de seguridad: hallaron en las mochilas que portaban unos botes de pintura en espray ya vacíos.

Los policías locales presentaron la denuncia ante la Comisaría. Se hizo cargo de ella la Brigada Provincial de Información. Durante las últimas semanas, los agentes han realizado diligencias de investigación porque las pintadas del Museo Íbero no fueron las únicas que se hicieron aquel día. Hay alguna más efectuada en fachadas de negocios cercanos. Una vez concluido el atestado, ha sido remitido al Juzgado de Instrucción número 2 de Jaén, que estaba de guardia aquella semana. Será el magistrado Antonio Valdivia el que tenga que determinar si la conducta de los tres jóvenes denunciados es constitutiva de un delito contra el patrimonio. Para ello, será fundamental el informe de la Junta en el que se reflejen los gastos de limpieza del edificio, así como los posibles desperfectos que haya podido sufrir el inmueble.