Actualizado
martes, 18 septiembre 2018
20:27
h
URGENTE

Hermosa procesión
por el centro histórico

Las calles del casco antiguo de la capital son testigo
de la emotividad existente durante la celebración
|
17/07/2018
  • Trono. Fieles a la salida de la parroquia de San Juan y San Pedro..
    Trono. Fieles a la salida de la parroquia de San Juan y San Pedro..

Ayer se celebró en Jaén una emocionante procesión en honor de la Virgen del Carmen. Las inusuales temperaturas que sorprenden a los jiennenses en el mes de julio animaron a los fieles a salir para disfrutar del gran día de la Virgen del Carmen.

Un año más, los seguidores cumplieron con la tradición de echarse a las calles del casco antiguo de la ciudad para presenciar el paso de Nuestra Señora Virgen del Carmen. Minutos antes del término de la misa y del comienzo de la procesión se notaba una gran expectación en las puertas de la parroquia de San Juan y San Pedro. Los asistentes, que aguantaron los más de treinta grados que hacían sobre las ocho y media, estaban visiblemente emocionados a la salida de la Virgen.

Recorrido . Antes del comienzo de la procesión, a las siete y media, se ofició una misa en honor de la Virgen del Carmen en la parroquia de San Juan y San Pedro. El culto fue ofrecido por el padre David del Carpio Orcajo, sacerdote de la Orden de los Carmelitas.

Terminada la misa, llegó la hora que todo el mundo esperaba, la aparición de la Virgen en la Plaza San Juan al ritmo que imponía la Banda Municipal de Música de Jaén. La expectación fue creciendo al mismo tiempo que se acercaba la hora de salir de la parroquia San Juan y San Pedro.

El recorrido no varió mucho al de años anteriores. Llegó a la plaza de Santa María para después por calle Campana dejar a un lado la plaza San Francisco. Calle La Parra, Cerón y Colón fueron las calles elegidas para desembocar en calle Martínez Molina, que llevaría al trono de vuelta a su iglesia.

Fueron muchas las personas que siguieron y disfrutaron el paso de la Virgen por las calles del casco histórico desde el inicio hasta el final de la procesión.