Actualizado
miércoles, 19 septiembre 2018
13:37
h
URGENTE

“Alvores tiene visos de un pelotazo urbanístico”

francisco romero
  • JUDICIAL. El abogado Francisco Romero, en su despacho.
    JUDICIAL. El abogado Francisco Romero, en su despacho.
El abogado de Hacienda Las Cuevas explica el motivo por el que su cliente interpuso un recurso ante el Contencioso-Administrativo contra la aprobación definitiva del PGOU ante el TSJA porque consideran que hay “fraude de ley” en el convenio de Alvores

—¿Cuál es el origen del convenio que firmó Hacienda Las Cuevas con el Ayuntamiento?

—Mis clientes firmaron dos convenios urbanísticos con el Ayuntamiento. Uno en el que se pactaba una serie de condiciones y otro en el que se establecía el desarrollo del suelo de esta mercantil para la implantación de un uso terciario para un centro comercial. En ese acuerdo se establecían varias cosas. En primer lugar, como Jaén no tiene capacidad poblacional para albergar muchos centros comerciales y se preveía, según un informe de la Consejería de Comercio, que solo se podría albergar un centro comercial más, el Ayuntamiento se comprometía a reclasificar ese suelo como único para ese uso terciario pormenorizado como superficie minorista (centro comercial). A cambio, el Ayuntamiento valoraba el aprovechamiento medio que debería de recibir y la mercantil se comprometía a abonarlo en metálico, para lo que pagaron más de 1.200.000 euros, a cuenta de ese 10% de aprovechamiento medio.

—¿Cuándo entra Alvores en el conflicto jurídico?

—Paralelamente, el Ayuntamiento suscribió otro convenio urbanístico en los terrenos del SURO-6 (suelo para el “Jaén Plaza”) con Serrano Gámez y otros propietarios para la expansión de la Ciudad Sanitaria. Alvores aparece en escena cuando Serrano Gámez le vende el suelo, pero como una comisión suspensiva, es decir, que si el centro comercial no sale, Alvores no compra el terreno y sigue siendo de Serrano Gámez. Es decir, que la operación de compra-venta efectiva será cuando el suelo se desarrolle con el centro comercial. En sustitución de ese primer convenio firmado para la Ciudad Sanitaria, se rubrica este último con Alvores, en 2012, para instalar el centro comercial. Entonces empiezan las irregularidades.

—¿Cuáles son esas irregularidades por las que interponen un recurso ante el Contencioso-Administrativo del TSJA?

—Para empezar, el convenio firmado con Alvores lo dejan en suspenso. Es decir, el acuerdo tiene una cláusula suspensiva y supedita la eficacia de ese al convenio a, previamente, declarar la nulidad del otro que firmaron antes en el mismo suelo para la Ciudad Sanitaria. Entonces intentaron declarar la nulidad del convenio urbanístico previo, pero el resto de propietarios se impuso y, al final, después del dictamen consultivo por la comunidad autónoma, no se pudo declaraR esa nulidad. Por lo tanto, a día de hoy, el convenio de Alvores no está vigente jurídicamente, porque aún no se ha declarado nulo el anterior ni se va a poder declarar. Pese a eso, incluyeron las determinaciones de ese convenio en el nuevo PGOU, por lo que el Ayuntamiento cumple el convenio, aunque no está vigente.

—¿Qué más irregularidades detectaron en estos trámites?

—El Ayuntamiento, que en los convenios urbanísticos suele fijar el aprovechamiento medio al que tiene derecho, en este caso [el de Alvores], no lo monetariza, sino que sustituye ese dinero o suelo que debe recibir y encarga a Alvores la ejecución de una obra. Por lo que, este grupo ejecutaría los sistemas viarios externos al sector para unirlo al centro comercial, la famosa rotonda. Y el Ayuntamiento no solo no pierde dinero sino que, además, adjudica una obra sin sacarla a concurso, ni a licitación, por lo que se incumple la Ley de Contratos a lo bestia. De hecho, valoran la obra, sin saber lo que cuesta, sin proyecto, ni presupuesto y ese valor lo detraen del 10% del aprovechamiento medio que debe recibir el Ayuntamiento.

—¿Han visto algo peor que incumplir la Ley de Contratos?

—Hay cosas sorprendentes, como que Alvores no haya dado ni un euro al Ayuntamiento. Se habla mucho de la solvencia de Alvores y han comprado un suelo con una cláusula suspensiva, por lo que este grupo no tiene nada que perder. Llama la atención cómo se antepone a esta sociedad este suelo frente a otra que ya estaba previsto y conveniado con una gente [Hacienda Las Cuevas] que demuestra implicación e interés. Además, las valoraciones del suelo son muy dispares, por lo que se están perjudicando gravemente las arcas municipales.

—¿Cuál es la situación actual?

—En el PGOU ambos suelos, tanto el SURO-5 como el SURO-6 salen con la ordenación pormenorizada de suelo terciario de gran superficie minorista. De forma que el Plan General permite la implantación de los centros comerciales. Luego, el Ayuntamiento se ha volcado con el de Alvores como si fuera un éxito electoral. Pero sabemos que físicamente solo hay cabida para un centro comercial, aunque el PGOU contempla la posibilidad de dos.

—El alcalde asegura que Comercio permite más de uno.

—Pues ese informe me lo tendrá que enseñar, ya que lo desconozco. El que conozco, que es el anterior, daba el albergue a un solo centro comercial, que fueron los que se hicieron cuando se estaba gestando el PGOU.

—¿En que fase está el recurso ?

—Se interpuso el 21 de abril y ya ha sido admitido a trámite. Se la ha dado paso a la Administración para que, en 20 días, aporten el expediente administrativo de forma que se pueda formular la demanda.

—¿Puede frenar todo esto la creación del “Jaén Plaza”?

La interposición del recurso no paraliza la ejecutividad del PGOU. El “Jaén Plaza” sigue hacia delante, pero en realidad no se ha hecho más nada, pues el convenio de Alvores sigue estando sin ejecutividad. Si esto continúa, valoraremos la opción de pedir una medida cautelar para paralizarlo mientras se resuelve el recurso. Estamos a la espera de lo que nos digan los tribunales y de alguna otra acción jurídica que pretenden entablar.

—¿Qué tipo de acción?

—El contrato de Alvores es curioso, porque se trata de una empresa nueva que llega sin solvencia, sin soltar un euro y se posiciona muy bien. Y puede tener “ciertos visos de pelotazo urbanístico”, por lo que se está estudiando si tiene algún tipo de connotación penal.

El notario ocacional

Con su nombre o con el de la e ntidad para la que prestan seque prestan servicios.ad para rvipara la que prestan servicios.Con su nombre o con el de la entidad para la que prestan seque prestan sevicios.ad para rvipara la que prestan servicios.Con su nombre o con el de la entidad para la que prestan seque prestan servicios.ad para rvipara la que prestan servicios.Con su nombre o con el de la entidad para la que prestan seque prestan servicios.ad para rvipara la que prestan servicios.Con su nombre o con el de la entidad para la que prestan para la que prestan seque prestan servicios.ad para rvipara.