Actualizado
domingo, 28 mayo 2017
11:49
h
URGENTE

“Es como si en Auschwitz se visitara la tumba de Hitler ”

El Congreso aprueba la exhumación de los restos mortales del dictador
Ver comentarios
|
18/05/2017
  • HEMICICLO. El Congreso, en la Carrera de San Jerónimo de Madrid.
    HEMICICLO. El Congreso, en la Carrera de San Jerónimo de Madrid.

Con 198 a favor, solo uno en contra, de una diputada del PP que luego se excusó por el equívoco, y 140 abstenciones, del PP y ERC, salió adelante la semana pasada una proposición no de ley para exhumar los restos de Francisco Franco de la tumba que ocupa el lugar principal del Valle de los Caídos. Fue el partido del puño y la rosa el que sacó adelante esta iniciativa, en un intento de continuar el camino que abrió el último presidente del Gobierno del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, al que se le debe el impulso a la Ley de Memoria Histórica. “No tiene sentido que continúe allí (Franco). Es como si en el campo de concentración de Auschwitz se pudiera visitar la tumba de Hitler”, sostiene Daniel Campos, secretario de Memoria Histórica del PSOE de Jaén.

El representante de la fuerza proponente de esta iniciativa parlamentaria, que no tiene carácter ejecutivo y, por lo tanto, no obliga al Gobierno del PP a cumplirla, cree que, en cualquier caso, el pasado 11 de mayo, se dio un paso muy importante. “Nos felicitamos de que los populares no votaran en contra, de su abstención”, deja claro, convencido de que, más pronto que tarde, la tumba de Franco se convertirá en un lugar estrictamente privado. “La evolución democrática hará que los restos mortales se acaben sacando. No obstante, nuestra lucha no concluye con ello. Hay que recuperar los cadáveres de todas las víctimas del franquismo y entregárselo a familiares, porque fueron asesinadas en el marco de un proyecto de estado”, afirma. Campos llama la atención sobre el hecho de que, actualmente, haya 110.000 personas desaparecidas, de las 165.000 que se calcula que fallecieron durante la guerra y posterior represión y recuerda: “No solo hay que hablar de los muertos, sino de las mujeres violadas y rapadas, de los niños robados y de la expropiación forzosa de bienes”. “Muchos de ellos eran jiennenses y, además, hay que recordar que, en la mayoría de los casos, se trataba de militantes del PSOE”.

Las líneas del discurso socialista van en la lista de lo que ya apuntó Pablo de Greiff, relator especial de la Organización de Naciones Unidas, cuando, en 2014, analizó las medidas del Gobierno español frente a las violaciones de derechos humanos durante la contienda nacional y la posterior dictadura.