Actualizado
miércoles, 23 agosto 2017
22:34
h
URGENTE

Encallados en la “movilidad”

El Ayuntamiento reprocha a la Junta que no invierta en la Intermodal y esta le replica que ponga en marcha el tranvía
  • POLÉMICA. El patio de dársenas de la Estación de Autobuses, en una fotografía de archivo.
    POLÉMICA. El patio de dársenas de la Estación de Autobuses, en una fotografía de archivo.

El enfrentamiento está tan enraizado en la capital entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía —o, lo que es lo mismo, entre el PP y el PSOE—, que, incluso, cuando sus dirigentes políticos ponen rumbo hacia objetivos aparentemente similares, como la transición hacia una ciudad más sostenible, acaban a la gresca. Dos semanas después de que el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, señalara, a propósito de la Estación Intermodal que proyecta el Ayuntamiento, que la Junta “no se plantea algo distinto a la inversión” que ya realizó para acondicionar la Estación de Autobuses, la portavoz del equipo de Gobierno local, Reyes Chamorro, acusó a la Administración autonómica de “volver a dar la espalda a una inversión para Jaén que, además de muy necesaria, supondrá un gran impulso para el desarrollo de esta ciudad, pues se trata de ganar espacios e integrar los distintos medios de transporte”.

La edil arguyó, en un comunicado, que la Junta de Andalucía “aprobó” que se haga la Estación Intermodal en Vaciacostales en el Potau (Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana) de Jaén, y le recriminó: “Cuando se pretenden dar pasos para ejecutarla, prefiere invertir en otras ciudades andaluzas, como Málaga o Sevilla, en vez de Jaén”. En su opinión: “Vuelve a demostrar que no le importa Jaén en absoluto y que lo único que persigue es tumbar cualquier propuesta que salga de este Ayuntamiento, sea la que sea, aunque perjudique a Jaén”. La también primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de la capital opuso la actitud que observa en el Ejecutivo autonómico a la del Gobierno, del que dijo: “Sí escucha a esta ciudad y le importan su futuro y desarrollo”.

En este sentido, recordó que, el pasado 4 de abril, el alcalde, Javier Márquez, se reunió, en Madrid, con el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, y con el presidente de ADIF, Juan Bravo, para presentarles un “ambicioso” proyecto cuya viabilidad —según indicó el regidor en un comunicado— habrían valorado e, incluso, se comprometieron a estudiarla “desde el Gobierno para que la tengan en cuenta cuanto antes”, apostilló Chamorro. Por este motivo, instó a la Junta a “recapacitar” y a sumarse a un proyecto que, en consonancia con Márquez, calificó de “real”.

escepticismo. Vista la demora que acumula el chequeo del tranvía, previo y necesario para su puesta en marcha, el delegado de Fomento y Vivienda, Rafael Valdivielso, replicó que, a la hora de abordar proyectos de movilidad, el Ayuntamiento “no es de fiar”. De hecho, bajo su punto de vista, resulta “muy llamativo que se haya puesto la chaqueta de la apuesta por la movilidad cuando está dejando morir el sistema tranviario”, un proyecto en el que el Gobierno andaluz invirtió 120 millones de euros del erario público y que, a pesar de estar concluido, lleva seis años esperando su puesta en marcha. Valdivielso aconsejó al equipo de Gobierno local que pregunte a otros ayuntamientos, como el de Málaga, la inversión que han tenido que realizar para contar con un tranvía, cuando —insistió— en Jaén la obra la financió íntegramente la Junta.

El delegado recordó el casi millón de euros que la entidad local adeuda al Consorcio Metropolitano de Transporte y los tres millones destinados a habilitar carriles bicis que rechazó el anterior alcalde y ahora secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya. Por todo esto, concluyó con otra recomendación: “Lo que tiene que hacer el Ayuntamiento es creerse lo que dice y empezar a dar pasos, como la puesta en marcha del tranvía, en lugar de refugiarse en notas incendiarias dirigidas a culpar a la Junta de todo para tapar su propia inoperancia”. Además, subrayó que lo único que hay sobre la Intermodal ha sido una reunión en Madrid.

un proyecto rodeado de polémica

La construcción de la Estación Intermodal es uno de los elementos urbanísticos clave en el nuevo planeamiento de la capital, pero está rodeado de polémica por el rechazo frontal de la patronal del autobús, que augura pérdidas económicas, si la estación se traslada a la periferia, como está proyectado. Para el equipo de Gobierno del PP permitirá ganar espacios para la ciudad. Además, unificaría los transportes públicos.

una inversión cercana al millón

Después de años de deterioro evidente, con unas instalaciones prácticamente tercermundistas y plagadas de goteras, en el año 2009, a petición del Ayuntamiento, gobernado por la socialista Carmen Peñalver, la entonces Consejería de Obras Públicas y Transportes destinó 918.000 euros a la mejora de la seguridad, la funcionalidad y el aspecto de la actual Estación de Autobuses, ubicada en pleno centro de la capital.