Actualizado
domingo, 22 octubre 2017
13:52
h
URGENTE

En busca de testigos de un accidente

Una familia reclama ayuda para localizar testimonios que ratifiquen que la víctima fue arrollada por un coche
Ver comentarios
|
12/10/2017
  • AVENIDA DE BARCELONA. Cartel colocado en el lugar del accidente.
    AVENIDA DE BARCELONA. Cartel colocado en el lugar del accidente.

Una familia de la capital ha colocado carteles en los alrededores de la Avenida de Barcelona para tratar de localizar a testigos de un accidente de tráfico. El siniestro se produjo alrededor de las diez de la mañana del pasado lunes, 2 de octubre. Una vecina de la zona, que se dirigía caminando hacia su casa, fue arrollada en un paso de peatones por un coche. Jesús, el marido de la víctima, es el que ha hecho el llamamiento. “Cualquier persona que presenciara lo ocurrido nos puede ser de mucha ayuda”, asegura este jiennense. El objetivo no es localizar al conductor del vehículo involucrado en el siniestro, sino tratar de aclarar las circunstancias en las que se produjo el accidente. Y es que hay dos versiones sobre lo ocurrido.

Jesús explica que su mujer, de 63 años, fue atropellada cuando cruzaba por un paso de cebra regulado por semáforos y que estaba verde para ella. “El coche la golpeó y la tiró al suelo. Ella quedó como mareada y solo se acuerda de que la cogieron y varias personas la llevaron hasta la acera”, explica. Fue al Hospital con varios golpes y contusiones en diferentes partes de su cuerpo: “Estamos esperando que baje la inflamación para hacerle más pruebas y descartar que tenga algo roto”, asegura Jesús.

Según su versión, el conductor del coche se marchó del lugar. “Se interesó por mi mujer y vio que no era muy grave y se fue”, añade. Alguien que auxilió a la herida le facilitó, después, los datos necesarios para localizar a la persona involucrada en el accidente. “Lo llamé y pude hablar con él. Me quedé sorprendido cuando me dijo que él no había atropellado a nadie y que solo le dio un golpe leve en una mano a la mujer”, asegura.

Lo que Jesús y su esposa están haciendo ahora es buscar testigos que ratifiquen su versión del accidente, es decir, que el conductor se saltó el semáforo en rojo y que se llevó por delante a la víctima. “Es muy importante para nosotros porque, a la hora de dar el parte al seguro, nos han dicho que el otro conductor ha asegurado que el accidente no fue grave”, afirma. Lógicamente, la compañía no se hace cargo, por el momento, de las posibles indemnizaciones que pudieran corresponderle a la herida por los daños y las secuelas.

De momento, el atestado de la Policía Local no ha llegado al Juzgado de Instrucción número 2, que estaba de guardia cuando se produjo el accidente y al que, por lo tanto, le corresponde su investigación. “Estamos esperando que nos llamen para poder contar lo sucedido, pero también queremos buscar posibles testigos del atropello y poder aportarlos a la causa que se ha abierto”, indica Jesús. El primer paso es poner carteles en las zonas más cercanas al lugar en el que se produjo el accidente, es decir, el cruce entre la avenida de Barcelona y la carretera de Fuerte del Rey.