Actualizado
lunes, 27 marzo 2017
11:56
h
URGENTE

“El Valle” exigirá el arreglo de sus plazas en San Telmo

“Passo” pide reunión a los grupos parlamentarios por una excepcionalidad
  • ARREGLOS. Una de las plazas del Polígono del Valle, en 2013, cuando el Ayuntamiento realizó obras.
    ARREGLOS. Una de las plazas del Polígono del Valle, en 2013, cuando el Ayuntamiento realizó obras.
La cifra
250.000
euros era el dinero que la Junta tenía previsto destinar al arreglo de 5 plazas de la zona baja de “El Valle”. Ahora, quiere invertirlos en otros proyectos del barrio.

Una contrariedad urbanística impedirá, este año, el arreglo que la Junta había proyectado para las plazas de la parte baja del Polígono del Valle en el marco de su declaración como Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU). Cuando la Delegación de Fomento y Vivienda se disponía a licitar las obras, descubrió que, en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana, estos espacios tienen carácter privativo. Son propiedad de los bloques y no municipales, aunque —como recuerdan los vecinos— el Ayuntamiento se encarga del mantenimiento y de prestar servicios básicos, como la recogida de basura o el alumbrado público.

Para no tener que devolver a Europa los 250.000 euros que se iban a invertir en la adecuación de 5 plazas de esta parte baja de “El Valle”, la asociación “Passo” ha solicitado una reunión con todos los grupos políticos con representación en el Parlamento (PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos e IU) en un intento por “revertir la situación” urbanística de las plazas y “que se recojan como públicas”. El colectivo vecinal da este paso después de haber llamado a las puertas del Ayuntamiento y de considerar prácticamente imposible la salida que le ha planteado. “Nos ha enviado un estudio en el que nos dicen que están dispuestos a cambiar [la titularidad], pero, si no se le presenta una serie de documentación, no pueden hacerlo”, expone el presidente de ‘Passo’, Mario Liébanas.

Añade que esta pasa por que cada vecino presentara sus escrituras y renunciara a la propiedad de las plazas. Pero los implicados se cuentan por decenas y, apunta el dirigente vecinal: “Muchos vecinos que no tienen las escrituras. Hay pisos vacíos, alquilados y, en algunos casos, el propietario ha muerto”. Con que hubiera alguien que no firmara, esa modificación urbanística no se llevaría a cabo, comenta Liébanas. Y, como consecuencia, arreglar las plazas de la parte baja del polígono y casi todos los espacios comunes de la zona alta, en el radio de acción de la Asociación de Vecinos La Unión, sería impracticable. Ahora y siempre, porque no se pueden destinar fondos públicos a espacios privados.

Por la vía municipal —admite Líebanas—: “No podemos hacer otra cosa”. Pero no se van a quedar con los brazos cruzados, sin resolver el problema. “Queremos tener una reunión con los grupos parlamentarios y discutir la posibilidad de llevar al Parlamento una iniciativa que se revierta una situación, que se generó por una mala gestión o por una equivocación”, indica Liébanas. En realidad, a lo que aspira la asociación es a que la Junta “haga una excepción” con “El Valle”. Como los bloques pertenecieron al Ministerio de la Vivienda [del que es heredera la Consejería, desde el trasvase competencial], lo que quiere plantear “Passo” a la Junta es que se haga cargo de nuevo de las plazas y, después, las ceda al Ayuntamiento. “De esa forma —resuelve Liébanas—, serían públicas y podríamos acceder a ayudas”.