Actualizado
miércoles, 23 agosto 2017
22:34
h
URGENTE

El precinto de “El Batán” llega hasta los tribunales

Los dueños del terreno piden al juez que revoque el cierre dictado por Urbanismo
Ver comentarios
|
20/05/2017
  • PROBLEMA. El guardia del “Nuevo Batán” entra en su casa, después de que la Policía Local precintase el local.
    PROBLEMA. El guardia del “Nuevo Batán” entra en su casa, después de que la Policía Local precintase el local.

El precinto del complejo de ocio “Nuevo Batán” llega a los tribunales de Justicia. Los dueños del local solicitaron ayer al juez que deje sin efecto la decisión adoptada por la Gerencia de Urbanismo de clausurar este histórico negocio por carecer de licencia. Lo hicieron a través de una petición de medidas cautelarísimas. Se trata de un procedimiento ante los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo y que debe resolverse con urgencia: “Calculamos que en unas 48 o 72 horas a partir del próximo lunes”, explica el secretario del Club Social Nuevo Batán, el abogado Francisco Jiménez.

La demanda ha sido interpuesta por la Asociación de Empleados de la Caja Rural y por la propia entidad, que es la dueña de los terrenos en los que se asienta el Complejo “El Batán”. Alegan que ellos hacen uso de las instalaciones de manera privada y que la decisión municipal de clausurarlas los priva de ese derecho. El próximo lunes, será el Club Social Nuevo Batán el que presentará un segundo pleito de petición de medidas cautelarísimas, tal y como confirma Francisco Jiménez: “Desde luego, no nos vamos a quedar con los brazos cruzados”, añade.

Fue la Policía Local la que ejecutó, el pasado miércoles, la orden de precinto dictada por Urbanismo en septiembre de 2016. El Ayuntamiento tomó esa decisión después de varias actas levantadas por la Patrulla Verde en mayo y julio del año pasado en la que se denunciaba que se estaba celebrando una comunión y un concierto al aire libre sin contar con la pertinente licencia para esta actividad. Durante los siete meses, el propietario de la finca en la que se asienta el antiguo Restaurante Mistral ha presentado en Urbanismo centenares de peticiones para que este órgano ejecutase su propia orden de precinto.

Los responsables de “El Batán” aseguran que tienen todos los permisos en regla. Aclaran que no celebran espectáculos públicos, sino que su actividad se limita a eventos privados organizados por los socios de su club. La decisión está en manos de la Justicia.

Las tres comuniones cambian de ubicación

Para este fin de semana que hoy comienza, el Complejo Nuevo Batán tenía previsto celebrar tres comuniones. La decisión de Urbanismo de clausurar el local había dejado estos eventos en el aire. Finalmente, se ha podido buscar una ubicación alternativa: “Las comuniones estaban organizadas por socios de nuestro club a los que otros socios les han cedido sus casas de campo para que pudieran celebrar los banquetes”, explica Francisco Jiménez, quien agradece las muestras de apoyo recibidas en los últimos días.