Actualizado
martes, 20 noviembre 2018
23:16
h
URGENTE

El obispo pide una respuesta de ayuda a los necesitados

Una de cada cinco personas vive con menos de 8.522 euros al año, “en evidente riesgo de exclusión”
Ver comentarios
|
09/11/2018
  • PRESENTACIÓN. Una mujer besa la mano del obispo Amadeo antes del comienzo de la rueda de prensa.
    PRESENTACIÓN. Una mujer besa la mano del obispo Amadeo antes del comienzo de la rueda de prensa.
Las cifras
21%
Es el porcentaje de la población española que vive con unos ingresos de 8.522 euros al año.
13
Son los millones de españoles que viven en riesgo de exclusión, es decir, un tercio de la población.

Una de cada cinco personas vive con menos de 8.522 euros al año, lo que significa que se encuentra en riesgo evidente de exclusión social. Uno de cada tres niños vive bajo el umbral de la pobreza extrema y millones de habitantes del planeta pasan hambre a diario. Los datos ponen el vello de punta: “En la conciencia del creyente debe estar grabado el amor al prójimo y, en concreto, a los más necesitados. Queremos que en toda la Iglesia se mire de manera intensiva a las pobrezas que hay a nuestro alrededor”, reclamó ayer el obispo de la Diócesis de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro, en la presentación de los actos programados en torno a la II Jornada Mundial de los Pobres, convocada por el papa Francisco. En Jaén, las actividades se prolongarán del 12 al 18 de noviembre en lo que se ha dado en llamar como la Semana de la Pobreza. Varias entidades eclesiales se han unido en la provincia para dotar de contenido la celebración, que tiene como lema “Este pobre gritó y el Señor lo escuchó”. En concreto, suman fuerzas Cáritas Diocesana de Jaén, Confer, Hoac, Manos Unidas, el Secretariado de Migraciones y la Delegación Episcopal de Pastoral de la Salud.

El prelado hizo hincapié en la necesidad de reaccionar para revertir esta situación: “Queremos decir a toda la sociedad, y de un modo especial a los católicos, que ante estas situaciones de pobreza hay que responder. Nuestro deseo, como decíamos en el Domund, es cambiar el mundo, cambiar la sociedad”, añadió Amadeo Rodríguez.

Por su parte, el director de Cáritas Diocesana, Rafael López‐Sidro, en representación de las entidades organizadoras de la Semana de la Pobreza, afirmó que uno de los fines de la Semana de la Pobreza es “denunciar una situación sangrante que está ocurriendo en nuestra sociedad y en nuestro mundo”. “No podemos seguir así porque este camino que llevamos es el de la destrucción de nuestro sistema de convivencia”, agregó.

Rafael López Sidro hizo una parada en la situación de la provincia, sobre todo ante el inminente comienzo de la campaña de recogida de la aceituna. “Hay 15.000 personas dedicadas al sector agrario, que solo trabajan tres meses al año y que, por lo tanto, están en riesgo permanente de exclusión social. En esta provincia no hay manera de que espabilemos y tomemos medidas para dotar de trabajo y dignidad a la gente. Que una tierra viva solo del olivar es una locura”.