Actualizado
martes, 20 noviembre 2018
18:10
h
URGENTE

El Museo Íbero abrirá el 11 de diciembre con una muestra temporal

La inauguración llega 16 años después del acuerdo para ubicar este espacio cultural en los terrenos de la cárcel
  • futuro. Un joven, a la entrada del Museo Íbero.
    futuro. Un joven, a la entrada del Museo Íbero.

La idea para la creación del Museo Íbero en Jaén toma fuerza y cuerpo recién estrenado el siglo XXI. La duda era dónde ubicarlo, y se comenzó a barajar el edificio de la vieja prisión provincial para albergarlo. El problema era solventar antes la reversión a la ciudad del edificio. El 12 de noviembre de 2001 todas las administraciones implicadas, la Diputación, el Ministerio, el Ayuntamiento y la Junta acordaron que lo que fue un presidio se transformara en un espacio municipal y el 27 de noviembre de ese año, el pleno municipal decide solicitar la cesión gratuita del inmueble. El 10 de diciembre de 2003 la entonces consejera de Cultura, Carmen Calvo, presenta el proyecto ganador del concurso de ideas y, finalmente, el 2 de diciembre de 2004 se firma el acta de cesión del edificio a Jaén. El próximo 11 de diciembre, tres lustros y un año después del primer acuerdo a cuatro bandas, el museo dedicado a esta civilización prerromana, que floreció en la provincia jiennense, abrirá sus puertas, si nada se tuerce a última hora.

El anuncio lo hizo el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, en el marco de la Comisión de Cultura del Parlamento de Andalucía. Lo hará de manera parcial y con la exposición temporal “La dama, el príncipe, el héroe y la diosa”. A través de estos cuatro personajes prototípicos de la cultura íbera, la muestra brindará al público la posibilidad de realizar un recorrido por esta cultura que tuvo un amplio desarrollo en el territorio andaluz. En declaraciones posteriores a su comparecencia, Vázquez juzgó que, en sus palabras, “un gran día para la ciudad de Jaén”. “El Museo Íbero es una apuesta del Gobierno de Andalucía por dotar a Jaén y a su provincia de una infraestructura cultural de primer nivel”, argumentó Vázquez. El consejero, con su anuncio, confirma lo que ya avanzó la delegada del Gobierno andaluz en Jaén que aseguró que la Administración autonómica trabajaba “a destajo” para no demorar más allá de finales de año la inauguración del nuevo espacio museístico.

Antes de que llegará ayer el anuncio que parece ya definitivo sobre el museo, el proyecto tuvo que salvar un último obstáculo. Fue el pasado 11 de julio cuando, tras no pocas tensiones y nuevas dudas sobre el futuro de este equipamiento cultural, se salvó la enésima complicación que lastra al centro cultural. Fue preciso un nuevo acuerdo a cuatro bandas para dejar clara la titularidad de los terrenos sobre los que se levanta. Se adoptó la llamada “solución intermedia”, a propuesta de Patrimonio del Estado, que consistió en que, dado que la gestión del Museo Ibero forma parte de las competencias del Gobierno andaluz, la Administración local renunciará a la titularidad del suelo, que el propio Estado le cedió, en 2001, para ponerlo a disposición de la Junta y que esta solicite directamente al Estado su cesión. De esta forma, se puede quitar el cerrojo a una obra en la que se han invertido 27 millones de euros por parte de la Junta de Andalucía y que está llamada a reunir a los principales testimonios materiales de una de las antiguas culturas autóctonas de mayor desarrollo en Andalucía y en la Península Ibérica.

El Museo Íbero de Jaén será, dijo el consejero ayer, “un centro único en el mundo”, dedicado en exclusiva a este pueblo íbero, su cultura y sus señas de identidad. Es un museo del siglo XXI, moderno e innovador, que ofrece una visión monográfica y especializada y reúne el patrimonio íbero conservado en la comunidad autónoma andaluza. El Museo Íbero establecerá alianzas con otras instituciones para potenciar el conocimiento, la protección y la difusión de la cultura íbera. Una vez abra sus puertas con la exposición temporal habrá que esperar, según las previsiones de la Junta, entre un año y año y medio para verlo a pleno rendimiento y con todas sus salas de exposiciones.

El centro también contará con piezas procedentes de la Colección Museística de Andalucía y de los museos de Almería y arqueológicos de Córdoba, Granada, Linares y Sevilla. Con ello se ofrecerá una visión global de los seiscientos de desarrollo de esta cultura en todo el territorio andaluz. Además, conectará al público con los principales sitios ibéricos del entorno. Entre ellos sobresalen los santuarios de Despeñaperros, Altos del Sotillo y Cerro del Pajarillo de Huelma; los asentamientos fortificados de Puente Tablas y Cástulo; los yacimientos de Toya, Las Atalayuelas y Castellanes de Ceal. La ubicación del museo en Jaén responde tanto a la importancia de la provincia por la cantidad y calidad de sus restos arqueológicos, yacimientos y sitios, más de 550 conocidos hasta ahora, como al papel de su universidad en el estudio de este periodo cultural y en la creación del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica.

Repaso por seis siglos de una cultura que dejó su huella en suelo jiennense

El Consejo de Gobierno andaluz aprobó, el pasado 3 de octubre el decreto de creación del Museo Íbero de Jaén, cuya primera piedra se colocó en septiembre de 2009. Con una superficie construida de 11.152 metros cuadrados, sus salas ofrecerán una amplia visión de los seis siglos de historia de la cultura ibera, que se extendió desde el Guadalquivir hasta el sur de Francia entre el siglo VI antes de nuestra era y la dominación romana. La base de la colección estará constituida por los fondos íberos del Museo Provincial de Jaén, centrados en los vestigios del Alto Guadalquivir y entre los que destacan conjuntos escultóricos de primer orden como el de El Pajarillo de Huelma y el de Cerrillo Blanco de Porcuna.