Actualizado
domingo, 16 junio 2019
12:45
h
URGENTE

Ilusión, alegría y unas ganas enormes por ver a la Blanca Paloma marcaron la peregrinación de los romeros de la Hermandad Filial de la Virgen del Rocío de Jaén hasta el Santuario de la Santísima, que se encuentra en Almonte, Huelva. Allí llegaron el pasado jueves y, desde entonces, no hubo un solo día en el que no hayan disfrutado en hermandad de la hermosa Romería del Rocío.

Hasta allí se desplazaron cerca de 400 jiennenses (según indicaron desde la hermandad antes de partir de la capital). Antonio Ángel Rodríguez, presidente del colectivo, aseguró que la peregrinación se desarrolló “estupendamente”. “Ha hecho muy buen tiempo y el Simpecado ha estado siempre rodeado de gente y de hermanos”, apuntó. Uno de los detalles más significativos de la peregrinación de este año fue que, por última vez, lo harían junto a la Hermandad de la Virgen del Rocío de Baeza, la cual tenían amadrinada desde hace unos 17 años. Esta ya pasó a formar parte de las cofradías filiales de la matriz, por lo que el año que viene viajará de forma independiente al Rocío. “Ya han crecido, son mayores”, dijo con cierto tono de orgullo Rodríguez. Así, la presentación ante la Virgen del Rocío que se hizo el sábado por la tarde, fue la última que ambas carretas hicieron conjuntamente en las escaleras del Santuario.

El presidente de la hermandad filial insistió en que “todo el camino ha estado lleno de emociones”. Sobre todo, destacó los momentos vividos durante este fin de semana, pues en la madrugada del domingo al lunes tuvo lugar el tradicional “salto a la reja”, que se produjo a las 2:49 horas justo después de la entrada en el Santuario del Simpecado de la Hermandad Matriz de Almonte. Y, después, la esperada procesión de la Virgen, que este año estrenó el traje y el manto conocido ya como “el terno del Centenario”, con más de 2.000 piezas bordadas en oro fino.

Hoy la hermandad de Jaén vuelve a su ciudad. Llegará sobre las siete de la tarde y hará una breve procesión por la zona del Gran Eje. Y, aunque parezca que esto pone fin a su camino, Antonio Ángel Rodríguez declaró: “Nosotros no hemos acabado una peregrinación, hemos empezado la del año que viene”.