Actualizado
miércoles, 19 septiembre 2018
18:13
h
URGENTE

El Colectivo Saharaui reclama más atención

Miembros del grupo piden que, el Día de los Derechos Humanos, no se olvide el conflicto del territorio ocupado
|
11/12/2017
  • ARCHIVO. Miembros del Colectivo Saharaui jiennense en una manifestación ocurrida en Madrid de este año.
    ARCHIVO. Miembros del Colectivo Saharaui jiennense en una manifestación ocurrida en Madrid de este año.

Un pueblo que no se olvide ni se abandone. Es lo que piden desde el Colectivo Saharaui de Jaén en el Día Internacional de los Derechos Humanos. Desde que los españoles se retiraron del Sahara Occidental, miles de refugiados establecieron sus campamentos en lugares seguros, como en Tinduf, Argelia. Lo que iba a ser una solución temporal lleva ya más de cuarenta años implantado. “Las familias de ahí ya están cansadas, saben que todavía falta mucho por avanzar”, explica Luali Mohamed, presidente del Colectivo Saharaui jiennense. Relata cómo varias familias lograron establecerse en la provincia y su objetivo es velar por el bienestar de la comunidad, que en estos momentos cuenta con unos doscientos miembros repartidos en distintos municipios. Asegura que durante este tiempo no ha recibido “ni una sola queja ni problema” a la hora de adaptación, al contrario: “La gente siempre ha sido muy amable, como cuando vienen los niños en verano y pueden descansar durante una temporada de las altísimas temperaturas del campamento y de las duras condiciones de vida”.

Desde el colectivo insisten en la necesidad de que la lucha “no decaiga”, que el pueblo saharaui no sea noticia solo en época estival o cuando “ocurren graves desgracias”. “Es esencial una concienciación más continuada para una ayuda real”, comenta Mohamed, que recuerda que hay en el planeta grandes conflictos, pero “no se debe olvidar al pueblo del Sahara”. Con la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos dan un toque de atención, “que el mundo no sea ciego”. Denuncian las violaciones, los secuestros y la tortura que sufren en el territorio ocupado por los marroquíes. “No podemos dejar a nuestra gente de lado”. Revive la situación de las familias en los campamentos, “eso no es vivir, es aguantar como se puede”, y se lamenta al ver su tierra natal, “es muy doloroso”. Por ello, con este tipo de actos buscan concienciar y “abrir los ojos” para que el pueblo saharaui continúe “vivo” en los jiennenses.

“Los ojos de los beduinos son un reflejo de la dignidad y la honradez”
idcon=13079223;order=9

Cristóbal Fábregas, melillense de nacimiento y jiennense de adopción, lleva treinta años dedicado a la lucha por los derechos humanos. Es coordinador del grupo de Amnistía Internacional y miembro del Colectivo Saharaui de Jaén. El año pasado, precisamente en el puente de la Inmaculada, visitó el campamento de Tinduf, en Argelia.

Fábregas relata que los campamentos están en la parte más estéril de los desiertos, donde el agua escasea y se considera un bien preciado. “Los camiones de Acnur para llenar los depósitos son esenciales”. Sin embargo, el carácter de sus habitantes es “tremendamente generoso”. “Abren las puertas de su casa, invitan a té, a comer, ceden su espacio, están muy pendientes del invitado y, además, entregan regalos para amigos y familiares”, cuenta, y añade: “Son personas completamente desprendidas dentro de la situación vivida. Los ojos de los beduinos son un reflejo de dignidad y honradez”. Hay colegios y hospitales, pero todo depende de la ayuda internacional. “La gente, en vez de enviarles objetos, debe mandar dinero, para que la economía local florezca”.

Equo denuncia los recortes en los servicios

El partido ecologista Equo Jaén reivindica, con la conmemoración del Día Mundial de los Derechos Humanos, la defensa de los mismos, “especialmente en entredicho en nuestros días, con ejemplos cotidianos de lo que son incumplimientos flagrantes” y que afectan a “todas las personas del día a día con los recortes practicados en los servicios públicos básicos, con políticas al servicio del sistema financiero y que se olvidan de las personas”.