Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
16:53
h
URGENTE

El camión se detuvo en el arcén por avería

La Guardia Civil investiga por qué el bús no esquivó el tráiler
Ver comentarios
  • TRAGEDIA. Los Bomberos trabajan junto al autobús siniestrado y uno de los coches fúnebres.
    TRAGEDIA. Los Bomberos trabajan junto al autobús siniestrado y uno de los coches fúnebres.

La Guardia Civil está terminando el atestado sobre el terrible accidente de tráfico que costó la vida a dos mujeres tras la colisión entre un autobús de línea y un camión de gran tonelaje. Como adelantó Diario JAÉN, el tráiler se encontraba detenido en el arcén de la autovía A-44, a la altura del kilómetro 0,2. Al parecer, tuvo que estacionarse en el margen derecho como consecuencia de una avería. No obstante, debido a su gran tamaño, ocupaba parte del carril. Fue en ese momento cuando fue embestido por el autocar, en el que viajaban 36 personas. Las dos fallecidas, vecinas de Granada, eran pasajeras de ese vehículo. Lo que la Guardia Civil trata de averiguar son las causas por las que el conductor del autobús no pudo ver el camión detenido en el arcén. De hecho, no hay huellas de frenada en el lugar del accidente, una recta amplia y con mucha visibilidad. En un principio, la hipótesis que se baraja es que delante del autocar circulaba otro camión de grandes dimensiones, que sí pudo esquivar a tiempo al camión estacionado. Los agentes del Subsector de Tráfico de la Comandancia han comenzado a tomar declaraciones a los dos conductores, a los pasajeros y a otras personas que presenciaron el accidente. También están revisando las cámaras de seguridad de la autovía para establecer la cronología exacta del siniestro.

Mientras tanto, cinco de los siete heridos que requirieron ser hospitalizados recibieron ayer el alta. Los otros dos permanecen ingresados en el “San Agustín”, según fuentes sanitarias.