Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
14:36
h
URGENTE

El Ayuntamiento tarda 473 días en pagar las facturas pendientes

Solo Gandía supera a la Administración jiennense en la lista de los más morosos

Un año y 3,6 meses. Esos son los 473 días que, según la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, tarda el Ayuntamiento de Jaén en ponerse al día con los autónomos a los que encarga algún trabajo. ¿Es mucho o es poco este periodo? Pues, conforme al informe de ATA, que analiza lo ocurrido en el primer semestre de 2017, es una eternidad, ya que en el número 1 de la Plaza de Santa María está la segunda tasa de morosidad más alta de España, en lo que a administraciones locales se refiere. Solo superan esta marca, por tan solo 48 horas de diferencia, en el municipio valenciano de Gandía. Uno y otro, en cualquier caso, están muy por encima del promedio del tercero en la lista de peor pagadores, donde se sitúa Algeciras, con 385 días de demora. El Ayuntamiento jiennense, además, empeora su registro conforme a diciembre de 2016, cuando, tal y como recuerda ATA, el plazo medio de pago a proveedores era de 327 días, es decir, 146 menos, con lo que cada vez se le complica más cumplir con el castizo dicho castellano que dice que quien paga descansa. Por si algún pequeño empresario jiennense se harta de trabajar en su ciudad y quiere probar en otros municipios, quizás le interesa saber que el Ayuntamiento que menos tarda en abonar las facturas, tal y como apunta ATA en su estudio, es el de Fuengirola, Málaga, con 9 días; el siguiente en la lista en formalidad es Vigo, con 19, y empatados a 22 jornadas están Cáceres y la capital malagueña.

La organización de autónomos, en su estudio, aporta información de todos los municipios españoles de más de 45.000 habitantes. Sin embargo, en este inventario, no aparece Linares, con 58.829 habitantes censados, porque, según una portavoz de la entidad, no tuvieron acceso a los datos de este Ayuntamiento. Para la elaboración del documento, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, utiliza para el cálculo del periodo medio de pago la fecha de emisión de facturas o entrega de mercadería hasta su pago efectivo, metodología diferente a la del Ministerio de Hacienda y Administración Públicas que, para elaborar su particular lista morosidad, calcula el tiempo que transcurre desde la convalidación de la factura por parte de la administración competente hasta el pago efectivo. Esto da un margen de entre 28 y 32 días, que es lo que se tarda en sellar el albarán por parte del funcionario encargado, plazo que ATA añade a los datos que maneja el Ministerio. El informe sobre la morosidad pública de ATA se fija también en los tiempos de demora de las diputaciones provinciales con los autónomos. En el primer semestre de 2017, el consejo insular de Ibiza, con 11 días, fue el que menos tiempo tardó en liquidar las cuentas pendientes con sus proveedores, con los que cumplió la Ley de Morosidad con holgura, al pagar en menos de tres semanas. Por el contrario, la Diputación de Burgos se erige como la peor pagadora, al tardar de media 95 días en hacer frente a las facturas de los que les hacen trabajos. La Diputación jiennense emplea unos 40 días en este trámite, tres más que en diciembre de 2016, según ATA, con lo que se sitúa en la mitad de la tabla de la comunidad. En general, dicen los autónomos, los plazos medios de pago con los autónomos de las administraciones públicas en el primer semestre de 2017 son de 71 días, tan solo un día menos que en diciembre de 2016.

El Gobierno local prioriza mantener los servicios y paga “poco a poco”

Según fuentes del equipo de Gobierno del Ayuntamiento jiennense, que dirige Javier Márquez del PP, la mala situación económica de las arcas municipales es de sobra conocida, al igual que la política de hacer frente a las muchas deudas pendientes “poco a poco”, conforme se puede. La prioridad es mantener la prestación de todos los servicios municipales. No obstante, la Administración local recuerda que ya se acogió a todos los planes de pago a proveedores que tenía a su alcance, lo que le permitió dejar de tener trampas como muchas pequeñas empresas. “Jaén lleva varios meses en el ranking de los que más tardan en pagar a sus proveedores. El problema es que hay facturas muy antiguas que no se han satisfecho. No quiere decir que se están pagando mal ahora los trabajos realizados en los últimos meses, sino que al tener facturas antiguas perjudica el periodo medio de pago”, asegura Rafael Amor, presidente de ATA Andalucía. El responsable de la federación de autónomos recuerda que aquellos que trabajan para las administraciones públicas son víctimas, en muchas ocasiones, de estos prolongados retrasos, una situación límite, en algunos casos, que, como recuerda el responsable de la organización, puede llevar al cierre de negocios. Además, se da la circunstancia de que las administraciones, aunque paguen mal, son de las que más trabajo dan.