Actualizado
sábado, 17 noviembre 2018
17:18
h
URGENTE

El alcalde renuncia a la remodelación del Pósito

Ver comentarios
|
12/02/2018
  • RINCÓN. La Plaza del Pósito, donde destaca el humilladero central y la escalinata y la fuente monumental. (Archivo Diario Jaén)
    RINCÓN. La Plaza del Pósito, donde destaca el humilladero central y la escalinata y la fuente monumental. (Archivo Diario Jaén)

El alcalde de Jaén, Javier Márquez (PP), ha anunciado que el Ayuntamiento renuncia a la remodelación del plaza del Pósito tras conocer el contenido de un informe de Cultura de la Junta filtrado a los medios y que todavía no ha llegado al Consistorio. En dicho informe, preceptivo y vinculante, no se da luz verde al proyecto por entender que se trata de una intervención “lesiva” y “agresiva” para el patrimonio.

Márquez ha indicado en rueda de prensa que la intervención lo único que pretendía era devolver la plaza del Pósito a su estado original, lo que suponía acabar con la reforma que se llevó a cabo en la época franquista, concretamente en 1968. Ha añadido que su objetivo era que la plaza del Pósito, junto con la plaza Deán Mazas y la calle Cronista Cazabán, conformaran un nuevo eje para el peatón y acorde con el proceso de peatonalización emprendido en el centro de la ciudad.

El alcalde ha criticado que el contenido del informe se haya filtrado a los medios sin que todavía haya llegado al Ayuntamiento. “Es una cacicada absoluta”, ha señalado Márquez, al tiempo que ha lamentado que se pida una intervención arqueológica en un espacio en el que lo máximo que se va a encontrar “son dos algarrobas”.

“Cuando se mete la política en el patrimonio, tenemos lo que tenemos”, ha indicado el alcalde, que ha atribuido el pronunciamiento de la Junta de Andalucía a que “algunos ya están en campaña electoral” y lo que se busca es “boicotear” y “torpedear” los proyectos que impulse el gobierno local (PP).

Para el primer edil, si se confirma el contenido desfavorable del informe, sería “una arbitrariedad absoluta” ya que el proyecto de remodelación de la plaza Deán Mazas, a pesar de estar a escasos metros, no ha tenido ningún impedimento por parte de Cultura, no así la del Pósito.

Ante este panorama, el alcalde ha anunciado que los 202.500 euros destinados al proyecto de remodelación del Pósito irán a otras zonas de la ciudad. “Para mi desgracia o para mi suerte, aquí en Jaén hay zonas que necesitan inversión a porrillo”, ha señalado Márquez para anunciar que el dinero deberá ir a otros proyectos ya que “lo que no nos vamos a arriesgar es a perderlo y a que no se quede en la ciudad”.

Ha insistido en que el proyecto de reforma del Pósito se ha hecho de manera “respetuosa” con el entorno para así ganar espacio para los peatones, máxime cuando se trata de un espacio público cuyo uso en la práctica es “privativo”, en alusión a las terrazas de los negocios hosteleros.

Para Márquez es necesario buscar el equilibrios entre los intereses de la hostelería y de la ciudadanía ya que “los hosteleros no son los dueños” de los espacios públicos donde asientan sus terrazas.