Actualizado
miércoles, 22 febrero 2017
13:13
h
URGENTE

“Educar es un acto de amor”

El profesor César Bona llena el Aula Magna para reflexionar sobre educación y sociedad
  • EDUCACIÓN. César Bona entrevista a los pequeños Marcos, Hugo e Irene al comienzo de su conferencia.
    EDUCACIÓN. César Bona entrevista a los pequeños Marcos, Hugo e Irene al comienzo de su conferencia.

Sentado en las escaleras del Aula Magna, junto a dos niños y una niña, y ante un foro que llenó el auditorio al completo, el profesor César Bona comenzó su conferencia “Mira a tu alrededor”. Al mismo nivel que los pequeños, el maestro les “arrancó” algunas confesiones sobre sus colegios y lo que les gusta hacer en su tiempo libre. Era la segunda vez que Bona visitaba la Universidad jiennense y su público, principalmente aprendices de maestro, le escuchó con gran entusiasmo. “Estamos deseando formarnos”, comprobó el ponente, quien advirtió que, durante su intervención, no diría “nada extraordinario”. “Os invitaré a reflexionar”, indicó. De ahí que justificara el título de la conferencia. “Tenemos que mirar alrededor para mejorar. Normalmente, esperamos que el cambio llegue de fuera, pero tiene que ser desde uno mismo”, afirmó el pedagogo, quien abogó por concebir la escuela y la sociedad como dos partes “indivisibles”. Bona ambientó el Aula Magna con el sonido de un timbre para “comenzar la conferencia oficialmente”. Luego proyectó imágenes de escolares con una canción de amor. “Educar es un acto de amor”, dijo.

Entre sus reflexiones, el ponente recordó que el talento de cualquier maestro es descubrir el talento de los niños. Asimismo, subrayó la importancia del modelo en que pueden llegar a convertirse los docentes ante su alumnado. “Queremos que los pequeños sean educados, respetuosos, que acudan a clase con ilusión, pero no se lo podemos pedir si nosotros como profesores no lo somos”, aseveró. En este sentido, insistió en la educación en valores —“tendría que ser una redundancia”, apuntó— y en el respeto. “Cada gesto que haces influirá en los de alrededor, por eso haz que influya en los niños de manera positiva”, manifestó.

Ante el enfrentamiento que puede existir entre la escuela tradicional y la de la innovación, Bona se mostró en contra de tal dicotomía. “Mis grandes maestros son de la escuela tradicional. En todos los ámbitos hay cambios. Se trata de rescatar lo que se hacía bien y mejorarlo en beneficio de los niños”.

Asimismo, el maestro contó sus experiencias en diferentes centros educativos de España y los variados proyectos puestos en marcha. Niños, como el gallego Lucas, de 8 años, que elaboró un monográfico sobre el alzhéimer porque su abuelo murió de esta enfermedad; iniciativas para integrar a alumnado de múltiples nacionalidades, o la creación de un “bibliopatio” fueron algunos de los ejemplos.