Actualizado
sábado, 24 febrero 2018
18:44
h
URGENTE

Diseño de una red eléctrica común en Europa

La UJA forma parte de una investigación que se basa en las energías renovables
Ver comentarios

Investigadores de la Universidad de Jaén participan en un proyecto de investigación internacional destinado a analizar los recursos energéticos renovables en Europa, con el objetivo de diseñar un sistema eléctrico común en todo el continente que tenga una muy alta participación de estas energías. El objetivo es estudiar, desde el punto de vista meteorológico, los recursos renovables (solar y eólico), identificar las áreas estratégicas para la producción y buscar la complementariedad entre ellos para abastecer la demanda eléctrica europea de forma óptima.

Francisco Santos, David Pozo Vázquez y José Antonio Ruiz Arias, físicos especializados en Meteorología de la Universidad de Jaén, colaboran en esta investigación con los expertos David Brayshaw y John Methven, de Reino Unido, y con Nikolaos Thomaidis, de Grecia, para idear un sistema eléctrico que traspase fronteras geográficas y políticas en Europa, y que aumente y la producción energética renovable.

“El principal problema de las fuentes renovables es que tienen una gran variabilidad temporal. es decir, presentan un comportamiento muy fluctuante que hace difícil que la demanda eléctrica pueda ser cubierta sólo con este tipo de recursos”, explica Francisco Santos. “El gran reto para diseñar estos sistemas eléctricos con una muy alta participación de renovables es que la producción se ajuste lo máximo posible a esta demanda de una manera estable”, aclara el experto, que indica que para cubrir la demanda eléctrica la mejor solución no es sobredimensionar el sistema eléctrico de renovables, lo que aumentaría el coste de la electricidad, sino utilizar óptimamente esta generación y apoyarse en sistemas de almacenamiento e intercambios de energía con otras regiones para cubrir el 100% de la demanda eléctrica.

El equipo científico ha analizado la disponibilidad de recursos de las dos principales fuentes renovables, energía solar fotovoltaica y eólica, en todo el continente y durante un período de 36 años (1980-2015). Además de identificar las regiones estratégicas, el estudio contempla también el índice de temporalidad para saber en qué meses del año estos recursos están más o menos disponibles. “Llama la atención que en un país como España, con tanto potencial de recursos renovables, la apuesta por estas plantas de producción energética, especialmente fotovoltaica, haya sido mucho menor que en países con menores recursos como Alemania”, afirma.