Actualizado
sábado, 03 diciembre 2016
19:22
h
URGENTE

Detenido un jiennense por comprar pistolas en internet

Presuntamente, las adquirió en el mercado negro a un vecino de Albacete
Ver comentarios
|
01/12/2016
  • INVESTIGACIÓN. El detenido estuvo en las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Jaén.
    INVESTIGACIÓN. El detenido estuvo en las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Jaén.

La Guardia Civil detiene a un vecino de Pegalajar, de unos 45 años, acusado de un delito de tenencia ilícita de armas y municiones. Presuntamente, el hombre adquirió dos pistolas a través de internet, que le fueron decomisadas por los agentes durante el registro de su domicilio, efectuado ayer por la mañana.

El arresto se produjo en el marco de una operación de mucha mayor envergadura, dirigida principalmente contra el vendedor de las armas. Se trata de un vecino de Albacete que, presuntamente, tenía contactos para la adquisición de todo tipo de armamento y que, posteriormente, distribuía a través de páginas webs especializadas en anuncios, tal y como confirman fuentes cercanas al caso. Por ello, la Guardia Civil efectuó ayer más de una treintena de registros en diversos domicilios de los supuestos compradores de las armas. Entre ellos estaba este vecino de Pegalajar, al que los agentes le encontraron dos pistolas de fabricación turca. Una de ellas estaba guardada en el armario, mientras que había enterrado la otra en el huerto de su vivienda después de que quedara inutilizada, probablemente por el uso. También se hallaron dos cajas de munición, con aproximadamente 80 proyectiles. Se piensa que había adquirido más de 800 balas al mismo proveedor. Por último le fue decomisada una ballesta.

El arrestado quedó en libertad con cargos tras prestar declaración ante el juez de guardia, el magistrado Miguel Sánchez-Gasca. Su señoría, además, se inhibió en favor del Juzgado de La Roda, en Albacete.

Los agentes se personaron en el domicilio del arrestado a primera hora de la mañana de ayer. Le leyeron sus derechos y le informaron de lo que estaban buscando. Las fuentes consultadas explican que el hombre admitió que, desde el principio, había adquirido las dos pistolas. No obstante, aseguró que pensaba que las armas eran legales. Entregó una de las pistolas de forma voluntaria. Sobre la otra dijo que se le había roto y que la había tirado a un contenedor de basura. No obstante, después, terminó admitiendo que la tenía enterrada en el jardín y que la mantenía allí por si conseguía un cañón nuevo para poder repararla. Las fuentes consultadas aclaran que el detenido no tenía intención de utilizar las armas para cometer delitos, sino que, al parecer, las tenía “por coleccionismo” y por “el placer de dispararlas”.

La investigación comenzó después de que la Guardia Civil detectara varias pistolas en diversos puntos de España que tenían un origen ilícito. Los agentes comprobaron que todas procedían del mismo proveedor, un vecino de un municipio de Albacete que las vendía a través de anuncios en internet en foros y páginas webs especializadas. Para los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad este tipo de operaciones son muy importantes porque suponen sacar del mercado negro armas que suponen un peligro potencial para la ciudadanía.